La boina francesa es el 'must have' de las danesas para otoño

No es sorpresa encontrar gorras, beanies (los gorritos de lana clásicos) o sombreros de carácter setentero entre las propuestas de las firmas de cara a la temporada fría del año, al igual que no lo es encontrar sombreros de rafia o bucket hats en las de verano. Sin embargo, cada año estos complementos van turnándose el papel protagonista, dejando más o menos claro cuál reinará cada año. De cara al otoño/invierno 2020-21, los pañuelos setenteros se coronan como el accesorio de pelo con más papeletas para triunfar tras ver las propuestas de Dior, además del éxito que están cosechando este verano. En materia de gorros, muchos apuestan por los de inspiración hípica de Chanel o por las llamadas Newsboy o Gatsby caps que también hicieron acto de presencia en el imaginario setentero de Maria Grazia Chiuri.

Sin embargo, las fashionistas han tenido la última palabra y han declarado que el gorro que volverá a llevarse este invierno no será otro que la clásica boina. Este gorro, asociado irremediablemente a las francesas, se está convirtiendo en imprescindible para insiders danesas como Emili Sindlev o Pernille Teisbaek.

Ambas fashionistas han apostado por modelos muy diferentes a la clásica boina de lana, más invernal, y han optado por versiones de crochet.


View this post on Instagram

French Friday🖤

A post shared by Pernille Teisbaek (@pernilleteisbaek) on

Sobre las pasarelas, la boina de 2020 ha llegado de la mano de Marc Jacobs o Dolce & Gabbana entre otros, también se colaron en el desfile de Ganni, razón más que suficiente para entender su éxito en el street style danés. Respecto a los tonos y a los tejidos, todo parece estar permitido, desde el terciopelo rojo hasta el cuero negro, pasando por la más cálida lana blanca.






Fuente: Leer Artículo Completo