Dolce & Gabbana Casa: el amor por el 'fatto a mano'

Domenico Dolce y Stefano Gabbana se han lanzado al negocio de la decoración de la mano de Luxury Living. Una colección brillante y optimista (como ellos) que han presentado durante su desfile de Alta Moda en Venecia y que recibe el nombre de Dolce & Gabbana Casa.

“Con Dolce & Gabbana Casa queríamos crear un estilo de vida único. Basta contemplar uno de nuestros muebles o acariciar una tela para percibir de inmediato sus valores fundamentales: artesanía impecable, amor por el ‘fatto a mano’ (hecho a mano), respeto por la tradición y la búsqueda de la innovación. Nuestras creaciones estimulan constantemente los sentidos de la vista, el tacto, el oído y el olfato, que contribuyen al sueño de construir un hábitat “a la medida” de su personalidad, sus pasiones y sus gustos”, dicen ambos diseñadores, muy orgullosos del trabajo realizado.

Continuando lo que les ha llevado a crear esta colección aseguran que “el hogar es, después de todo, el lugar que mejor refleja quiénes somos, que nos protege del mundo exterior pero al mismo tiempo nos permite abrirnos a él, acogerlo en nuestras propias paredes domésticas. La cultura y la belleza italianas siempre han sido nuestra fuente de inspiración, de la que hemos extraído imágenes y evocaciones”.

“A lo largo de los años, estos elementos se han reinterpretado en un estilo de vida único, concebido en el espíritu de la Dolce Vita y la alegría de vivir. De hecho, la elegancia de nuestros muebles y accesorios nunca es fría y austera, sino teñida de los tonos más festivos de alegría desenfadada. Quizás porque, para nosotros, la Belleza italiana no se limita al genio de los maestros del Renacimiento y Barroco o a las palabras inmortales de los grandes poetas y escritores, sino que se extiende a nuestros impresionantes paisajes, nuestros vinos y nuestra incomparable gastronomía”, afirman.

Ya sea en los farallones de Capri, en el azul del mar de Sicilia, en las doradas playas de nuestras costas, o en la pizza, la pasta y los diversos dulces que distinguen nuestra tradición culinaria, habita una poesía extraordinaria, un gusto por lo Bello y Bien hecho que durante siglos ha obsequiado al mundo con emociones únicas”, concluyen.





Fuente: Leer Artículo Completo