Meghan Markle y el príncipe Harry se distancian de la Familia Real para vivir en América del Norte

Los duques de Sussex llevaban meses dando forma a su futuro y ayer hicieron un anuncio oficial que puso fin a los rumores y no por ello dejó de sorprender. Meghan y Harry, que han estado durante seis semanas alejados del foco mediático, disfrutando de sus vacaciones en Canadá, han anunciado en su cuenta de Instagram su objetivo de independizarse gradualmente de la Familia Real, viviendo a caballo entre Reino Unido y América del Norte, y desarrollando nuevos proyectos que les permitan ser económicamente independientes.

Junto a una foto del día del anuncio de su compromiso en 2017, han escrito: “Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos decidido hacer una transición este año y dar un paso atrás hacia un nuevo puesto en esta institución. Nuestro propósito es dejar de ser miembros ‘senior’ de la Familia Real y trabajar para ser independientes a nivel económico, mientras seguimos apoyando al completo a su Majestad la Reina. Con vuestro ánimo, particularmente en los últimos meses, nos sentimos preparados para dar este paso. Ahora planeamos equilibrar nuestro tiempo entre Reino Unido y América del Norte, continuando nuestro deber hacia la Reina, la Commonwealth y nuestros patrocinios”, escriben Meghan y Harry.

View this post on Instagram

“After many months of reflection and internal discussions, we have chosen to make a transition this year in starting to carve out a progressive new role within this institution. We intend to step back as ‘senior’ members of the Royal Family and work to become financially independent, while continuing to fully support Her Majesty The Queen. It is with your encouragement, particularly over the last few years, that we feel prepared to make this adjustment. We now plan to balance our time between the United Kingdom and North America, continuing to honour our duty to The Queen, the Commonwealth, and our patronages. This geographic balance will enable us to raise our son with an appreciation for the royal tradition into which he was born, while also providing our family with the space to focus on the next chapter, including the launch of our new charitable entity. We look forward to sharing the full details of this exciting next step in due course, as we continue to collaborate with Her Majesty The Queen, The Prince of Wales, The Duke of Cambridge and all relevant parties. Until then, please accept our deepest thanks for your continued support.” – The Duke and Duchess of Sussex For more information, please visit sussexroyal.com (link in bio) Image © PA

A post shared by The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) on

“Este balance geográfico nos permitirá educar a nuestro hijo para que aprecie la tradición real en la que ha nacido, además de darle a nuestra familia espacio para centrarse en la siguiente etapa, incluyendo el lanzamiento de una entidad benéfica. Estamos deseando compartir todos los detalles de esta nueva etapa llegado el momento, mientras seguimos colaborando con su Majestad la Reina, el príncipe de Gales, el duque de Cambridge y todos los demás miembros. Hasta entonces, por favor, aceptad nuestro más profundo agradecimiento por vuestro apoyo continuado”, termina el mensaje.

Los tabloides británicos no han tardado en reaccionar a la noticia y especular con que el matrimonio no había hecho partícipes a Isabel II y al príncipe Carlos de esta decisión. Poco después del comunicado del matrimonio, la Casa Real emitió un nuevo comunicado en el que decían que “Las discusiones con el duque y la duquesa de Sussex están en una fase preliminar. Entendemos su deseo de adoptar un nuevo rumbo, pero estos son asuntos complicados que exigirán tiempo para su solución”, ha aclarado el Palacio de Buckingham.

Según el diario Daily Mail, que cita a fuentes cercanas a la Reina, la monarca está profundamente decepcionada: “Es profundamente injusto para ella, que no merece ser tratada de esta manera. La familia comprende que quieren hacer algo diferente y está perfectamente dispuesta a ayudarlos”, expresó una fuente. También hay colaboradores de la Casa Real que han ido más allá en el mismo diario declarando: “Les dieron la boda que querían, la casa que querían, la oficina que querían, el dinero que querían, el personal que querían, los cometidos que querían y contaban con el respaldo de su familia. ¿Qué más querían?”.

Ahora se abre un periodo de toma de decisiones en el que tanto los duques de Sussex como el núcleo duro de la Familia Real –formado por la Reina, el príncipe Carlos y el príncipe William– tendrán que encontrar la manera de que Meghan y Harry puedan cumplir sus deseos causando el mínimo daño a la institución.



Fuente: Leer Artículo Completo