Así debes interpretar las nuevas etiquetas de los electrodomésticos

Descubre la nueva normativa europea para los electrodomésticos. Acaban de entrar en vigor una serie de nuevos “requisitos de diseño ecológico” dispuestos por la Comisión Europea. Éstos tienen el objetivo de combatir la obsolescencia prematura y extender la vida útil de nuestros aparatos eléctricos y electrónicos. Es decir, disminuir su impacto ambiental y propiciar el ahorro económico. Conoce los detalles de esta nueva normativa que mira por el planeta. El objetivo final de estas medidas es interrumpir y revertir la tendencia de comprar, usar poco y tirar.

El etiquetado de eficiencia energética cambia. A partir de ahora, los televisores, neveras, congeladores, lavadoras y lavavajillas abandonan calificaciones como A+, A++ y A+++ para recuperar la antigua escala A–G. Con esa modificación, las autoridades europeas buscan que las etiquetas sean más claras y a la vez más estrictas.

El nuevo etiquetado incluye más información, como los litros de agua y el consumo medio de una lavadora, y un código QR para acceder a datos adicionales del producto.

La Comisión también se ha pronunciado sobre las piezas de repuesto. Ahora será obligatorio que los recambios estén disponibles en el mercado durante un lapso mínimo de entre 7 y 10 años después de la venta del producto. Sin duda, éste es un paso importante en busca de garantizar el derecho a reparar, algo que incide directamente en el medio ambiente.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, también se ha pronunciado: “Ahora se podrá sacar el máximo partido a lo que se compre. Se generarán menos residuos, menos emisiones y existirá menos demanda de recursos naturales”. Según datos del Eurobarómetro, el 78% de la población europea (y el 83% de la española) cree que los fabricantes deberían facilitar la reparación de los productos.

Fuente: Leer Artículo Completo