Trucos que sí funcionan: así puedes hacer que el pelo te crezca más rápido

Objetivo: que el pelo nos crezca más y más rápido. Queremos las melenas largas y densas que las influencers pasean en el barco, la piscina o la playa. La solución inmediata ya la imaginas: extensiones. Pero si prefieres optar por una vía más barata (y necesariamente más lenta), sabemos cómo tienes que hacerlo. Con un poco de suerte, el verano que viene tendrás el mismo pelazo que Laura Matamoros, Teresa Bass o Marta Lozano, tres de nuestras me0lenas favoritas de Instagram. Solo tienes que comenzara mimar tu pelo (cuero cabelludo incluido) desde lo más básico: la salud. Esta es la regla de oro de un cabello sano: cero estrés, una alimentación equilibrada y, para fortalecer el pelo fino aún más, algún suplemento vitamínico que incluya zinc. A partir de aquí ya podemos hacer cosas.

View this post on Instagram

Tan lines 🍫

A post shared by MARTA LOZANO (@martalozanop) on

Los consejos de las expertas en cabello son claros y directos. No nos podemos saltar la visita a la peluquería. Necesitamos sanear como mucho cada dos meses (solo las puntas). Sí nos conviene evitar los tintes, con lo que optar por colores oscuros puede ayudarte a espaciar las coloraciones. Si necesitas tapar las canas, opta por los tintes menos agresivos de los colores semipermanentes. No te olvides del cuero cabelludo: al menos una vez a la semana recurre a un champú clarificante y a un pequeño masaje o prepara tu propia fórmula exfoliante con azúcar, aceite de oliva, miel y vinagre de manzana. Para que estos cuidados tengan efecto durante toda la semana, utiliza champús y acondicionadores sin químicos y con ingredientes calmantes, como camomila, aloe vera o miel.

View this post on Instagram

Weekend mood ☀️

A post shared by Teresa Bass (@teresa_bass) on

Si puedes, no laves el pelo todos los días: incluso si lo tienes muy graso, puedes apostar por un recogido y recurrir a un champú cada dos días. Evita restregar el pelo con la toalla para secar el pelo. Mejor utiliza un turbante que vaya absorbiendo la humedad (vale una vieja camiseta de algodón). De nuevo, si puedes evita cualquier fuente de calor (planchas, cepillos secadores, secadores, tenacillas…). Si no es posible, protege el pelo con un protector del calor. Pon atención a la manera en que te cepillas el pelo: evita tirones y usa cepillos específicos para desenredar. Prohibido recurrir a peinados tirantes ni gomas que tensionen el cabello. Y, por último, dos gestos que sí refuerzan directamente la velocidad de crecimiento: aplicar semanalmente una mascarilla hidrantante que incluya vitaminas, colágeno y biotina; y aplicar antes de cada champú un aceite específico para el pelo con aceite de ricino o de árbol del te. Funciona.

Fuente: Leer Artículo Completo