Maquillaje de verano: cómo conseguirlo

Como en el resto del año, en verano también hay tendencias de maquillaje. Pero estas se adaptan mucho más a lo que nuestra piel busca en verano. Y es que, muchas de nosotras dejamos de maquillarnos en la temporada estival porque la piel se siente mucho más pegajosa y cualquier cosa que la cubra sentimos que la ahoga. Por eso, los maquillajes de verano son mucho más ligeros y se basan en la naturalidad y en el efecto buena cara.

Sobre esas premisas es sobre las que se construye el look de maquillaje estrella de este verano. Un look basado en los tonos tierra y terracota para dar un tono bronceado pero natural a la piel.

Es un look muy sencillo de conseguir y recrear, pero hay que conocer bien su paso a paso y las claves que lo componen para sacar matrícula con él. La actriz Marina Salas ha lucido este look de la mano de Dior y estas son las claves.

Preparar la piel

Antes de empezar a entrar en la materia hay que preparar la piel para hacer que el maquillaje se fije mejor y se obtengan mejores resultados y se descongestione y el look quede perfecto.

“La maquilladora María García ha preparado la piel y ha realizado un breve masaje del contorno de ojos para descongestionar la zona rápidamente”, señalan desde la marca.

Efecto buena cara

Esta sería la clave central del look, la piedra angular. “Para obtener buena cara en un minuto, María García aconseja utilizar polvos bronceadores ligeramente más oscuros que el tono natural de la piel y aplicarlos tanto en las mejillas como en el puente de la nariz. El efecto buena cara es inmediato”, cuentan.

Primero, se aplican “en los pómulos con una brocha de maquillaje ancha y sigue por la frente, creando contornos para simular un golpe de sol natural. A continuación, aplica lo que queda de producto en la brocha sobre el puente de la nariz, para un efecto de piel acariciada por el sol”, añaden.

Mirada

“En los ojos, se busca un color de sombras en la misma gama de marrones para un resultado monocromático, cálido y favorecedor. Se aplica el tono chocolate en bloque de color, desde el lagrimal hasta el extremo exterior del ojo, difuminando con esmero hacia la parte superior de la cuenca del ojo. Un trazo de lápiz marrón oscuro a ras de las pestañas superiores aporta expresividad a la mirada”, explica la maquilladora. Para subrayar más la parte superior del ojo y abrirlo, se aplicarán varias capas de máscara de pestañas.

“Marina tiene las cejas pobladas, solo se han repasado ligeramente y se han cepillado”, esto aporta naturalidad.

El toque final: los labios

A pesar de que ahora los labios no se ven excesivamente, solo a la hora de comer y beber por la mascarilla, es decir, en la mesa cuando vamos a tomar algo, son esenciales para conseguir el look bronceado natural del verano. Y esto se consigue con un labial lo más natural posible, no tanto cercano a nuestro tono, sino más bien tirando a tostado. “En los labios, Marina lleva el labial líquido en tono nude“, apuntan desde Dior.




Fuente: Leer Artículo Completo