El corte de pelo del verano que llevan ya todas las famosas

El verano ya está aquí y el cambio de estación, además de una transformación de armario, impera también un cambio de look. Y es que ya están entre nosotras las tendencias en cortes de pelo que se van a llevar este verano. Aunque eso sí, siempre hay una que llama más la atención sobre las demás y que termina teniendo más adeptas. Hablamos del nuevo corte de pelo del verano que ya hemos visto a expertas en tendencia como María Bernad.

“Se trata más bien de un corte shag con un flequillo corto y marcado”, señala Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez. “La mezcla de cortes es una de las maneras más divertidas de hacer evolucionar el estilo. El shag se caracteriza por la creación de capas y ahora se combina con el lob para darle más movimiento. La presencia de flequillos lo actualiza aún más, creando incluso cortes desconectados con el resto de la melena. Se trata de crear una nueva silueta con mucha creatividad.”, explica Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Cantabria).

¿Cómo se consigue el corte del verano de las insiders?

A pesar de que parezca un corte desenfadado y despreocupado, no se logra como cualquier otro corte de pelo: “Se trata de un corte de base recta, pero trabajada con navaja, para romper su línea y dejar esa sensación tan favorecedora de cabello con movimiento y efecto de plumas y ligereza. El flequillo es un flequillo está trabajado a la mitad de la frente, no permitiendo nunca que llegue a las cejas”, señala Eduardo Sánchez. “Mi truco de styling es aplicar una loción que aporte volumen y secar el cabello con la cabeza boca abajo para potenciarlo. Para acabar, con una cera o con polvos de volumen, damos brillo y textura al flequillo, separando y destacando los mechones”, añade como recomendación.

¿Cómo se mantiene?

Lo bueno de este corte de pelo elegido por las influencers para el verano no tiene un alto mantenimiento: “Los cortes como el bob y las capas son fáciles de mantener, ya que este tipo de cortes estratégicos ayudan a mantener el volumen y la forma adecuadamente. Es más manejable y con menos esfuerzo. Aconsejo trabajar un poco la textura, aplicando producto de peinado y secarlo ligeramente con el secador para que tome el volumen deseado. Como este corte no es demasiado largo y, además, no es compacto, es muy ligero y sin peso. Eso dilata las visitas al salón para el retoque”, añade Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

https://www.instagram.com/p/CMr7RVujKOm

A post shared by Amy Julliette Lefévre (@lefevrediary)

“Es recomendable renovar el corte cada 6 semanas para mantener ese aire fresco y su movimiento característico”, recomienda Sánchez.

¿Para quién es?

Hay que tener en cuenta dos aspectos: el tipo de rostro y la textura.

“Este tipo de corte se adaptan a todas las texturas, ya que con cada una de ellas el resultado es distinto. Con las lisas se ve más vanguardista, con las onduladas más desenfadadas y con las rizadas, atrevidas. Las capas sientan siempre bien, ya que suavizan o corrigen, dependiendo de cada rostro. Lo único a tener en cuenta son los redondos, es importante que superen la barbilla”, señala Charo García de Ilitia Beauty & Science desde Balmaseda (Bizkaia).

https://www.instagram.com/p/CFxBYqJhKuD

A post shared by Úrsula Corberó 🐣 (@ursulolita)

Ahora bien, en lo que respecta a la forma del rostro, aquí es donde hay que empezar a prestar más atención: “Es un corte que queda especialmente bien en cabellos ondulados y en rostros ovalados, a los que todo sienta bien, pero también es perfecto para los rostros alargados y angulosos porque equilibra los rasgos”, indica Eduardo.

Eso sí, el quid de la cuestión está en el flequillo: “Cabe matizar que el flequillo no es apto para todo el mundo, hay que tener cierta cantidad de cabello para que no quede pobre y si hay muchos remolinos en la zona frontal, es complicado de hacer”, añade el experto.

https://www.instagram.com/p/CO0p7o5j32k

A post shared by A N A D E A R M A S (@ana_d_armas)

“El tipo de rostro es el que determina si un flequillo favorece o no. Los cortos o babybangs quedan bien en rostros redondos y ovalados y podemos suavizarlo un poco desfilándolo. Los otros tipos de rostros deberán decidirse por flequillos más largos o incluso abiertos. En el pelo liso las capas y los cortes desconectados se hacen más evidentes y en el rizado se ve muy original y con cuerpo. Los flequillos, sobre todo este tan corto, debe trabajarse en mojado para que tome la forma adecuada y aplicar producto de acabado para que se mantenga en su sitio.”, indica Gema Moreno, formadora y especialista en corte en Antonio Eloy Escuela Profesional desde Málaga. Como dice Charo García, “la clave está en adaptarlo.”




Fuente: Leer Artículo Completo