La relación de Terelu y María Teresa Campos en imágenes

Terelu y María Teresa Campos siempre han mantenido una estrecha relación maternofilial. Y es que madre e hijas se quedaron solas demasiado pronto, cuando en 1984 falleció el padre de ellas, Jose María Borrego. Carmen, Terelu y María Teresa siempre fueron “una piña”, pero tras la muerte de su padre se unieron más. María Teresa actuó como una madre coraje cuidando a sus hijas adolescentes, y ellas a su vez, no se separaron de su madre ni un solo momento. “Teníamos claro que no íbamos a permitir que se culpara a mi madre de su muerte porque no es así”, asegura Terelu.

Pasados los años, Terelu decidió seguir los pasos de su madre, a quien admiraba profundamente, y trabajar con ella en televisión. Pero aunque casi siempre se entendían bien, para la hija mayor de las Campos no siempre fue fácil tener a su madre como jefa, pues asegura que a ella siempre le exigió más que al resto. Sin embargo eso no impidió que Terelu siguiera admirando y queriendo a María Teresa. Así se lo ha hecho saber en más de una ocasión, recalcando la “suerte tremenda” que tiene de que sea su madre, “en el aspecto personal, pero también en la profesión”.

Además la colaboradora acompaña a su madre en cada paso que da. Por ejemplo, cuando estrenó su nuevo proyecto, ‘La Campos Móvil’, con el que Terelu estuvo pendiente de la periodista antes y durante el estreno. “Quiero que vean a la María Teresa que eres, que eras y que serás”, le dijo orgullosa a su madre. Y añadió: “Disfruta, te quiero más que a mi vida”.

Pero Terelu no ha apoyado solo a su madre en los buenos momentos. En los peores momentos de su vida también ha permanecido a su lado. Uno de estos fue cuando en 2017 sufrió un ictus que la llevó a estar ingresada durante una semana en la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid. Una semana en la que su hija mayor no se despegó de ella. Además también pasó el confinamiento junto a la periodista y se mostró muy preocupada por su estado de salud, ya que la presentadora es paciente de riesgo por su avanzada edad y por haber sufrido un ictus en 2017.

Por su parte, María Teresa arropó y se preocupó por su hija en el peor momento de su vida, cuando le diagnosticaron cáncer de mama. La matriarca recuerda emocionada que en el momento en el que se lo comunicaron“pensé que me iba a dar un infarto. Me puse a temblar de lo que me entró por el cuerpo”. De hecho, semanas después de que operasen a Terelu, María Teresa asegura que seguía muy preocupada por su hija. “Los despertares por la mañana son terroríficos, hasta que he tenido claro que se lo han cogido a tiempo y que el ganglio no tiene nada”, comentaba entonces.

Madre e hija mostraron la relación tan estrecha que tienen cuando la matriarca se sometió a la entrevista más profunda de su carrera. Y es que fue su propia hija Terelu quien la entrevistó. Durante este espacio trataron temas sobre su relación, dejando claro que siguen igual de unidas que siempre. De hecho, uno de los momentos más emotivos de la entrevista se produjo cuando la colaboradora le preguntó a María Teresa si estaba orgullosa de su hermana y de ella, a lo que la matriarca respondió: “Por supuesto, orgullosa de las dos”.

Terelu se ha mostrado muy preocupada por su madre a raíz de la muerte de Mila Ximénez, que asegura que le ha afectado mucho. ” Tengo que confesaros que estoy muy preocupada por mi madre, porque la muerte de Mila la ha derrumbado”, reconoció.

Siento que Teresa ha dado un bajón en estos días y me preocupa, porque, aunque me transmite que lo intenta sobrellevar, no puede superar lo que ha pasado”, explicó preocupada.

La matriarca del clan se enfadó con su hija mayor cuando esta se disfrazó de cerda en el programa ‘Mask Singer’, de Antena 3. Un enfado que se debería a que Terelu Campos no contó absolutamente nada a su madre y lo mantuvo todo en el más absoluto anonimato.

Al preguntar a su madre sobre Edmundo Arrocet, la colaboradora quiso dejar claro que en todo momento la protegió “sin sobrepasar los límites de la confianza para que siempre haya cosas que se queden en su privacidad”. “Si le pregunté eso sobre Edmundo”, dijo, es “porque aún se me encoge el estómago al recordar a mi madre haciéndose muy pequeñita ante el dolor”.

Terelu se enfrentó a un tenso momento con su madre cuando tuvo la confianza de preguntarle sobre su ex pareja, Edmundo Arrocet.

“Fui capaz de ir más allá y le hice una de las preguntas más complicadas para mí: “¿Sigues llorando por él?”, explicó.

Tras entrevistar a su madre, Terelu reconoció que tenía clavada una espinita: no haberle preguntado a María Teresa “qué significó para ella pasar el confinamiento conmigo”. Y añadió:“el día que mi madre no esté me quedaré con lo que vivimos ella y yo”.

María Teresa Campos se sometió a la entrevista más profunda de su carrera, ya que fue su propia hija quien la entrevistó. Durante este espacio trataron temas sobre su relación, dejando claro que madre e hija siguen igual de unidas que siempre. En este sentido, uno de los momentos más emotivos de la entrevista se produjo cuando Terelu preguntó a María Teresa si estaba orgullosa de su hermana y de ella, a lo que la matriarca respondió: “Por supuesto ,orgullosa de las dos”.

Tras acabar la entrevista, la propia Terelu reconoció que cuando le hizo esa pregunta le “parecía arriesgado por dos cosas: no sabía si estaría preparada para escuchar su respuesta y por el esfuerzo de sinceridad de mi madre.

Terelu acompaña a su madre en cada uno de sus pasos. Y es que tal como la veterana periodista asegura, su hija mayor hace de “madre” con ella.

Así se pudo observar cuando estuvo pendiente de la periodista en su nuevo proyecto de televisión, “La Campos Móvil”. Antes de estrenarse el programa, su hija mayor estuvo presente en los ensayos y apoyándola en todo momento.

“Quiero que vean a la María Teresa que eres, que eras y que serás”, le dijo orgullosa a su madre. Y añadió: “Disfruta, te quiero más que a mi vida”.


En el 80 cumpleaños de la veterana periodista destacó la ausencia de Terelu, que desató las alarmas sobre la relación entre madre e hija. Ante las dudas y preguntas, Jorge Javier Vázquez quiso aclarar que el motivo por el que la hija mayor no había acudido a la celebración era que estaba inmersa en las grabaciones de la nuevade ‘MasterChef Celebrity 6’.

Terelu se ha mostrado durante la pandemia muy preocupada por el estado de salud de su madre, ya que la presentadora es paciente de riesgo por su avanzada edad y por haber sufrido un ictus en 2017.

María Teresa Campos quiere ver feliz a su hija. Así lo hizo saber cuando la animó a volver a ‘Sálvame’. “Por una parte dije: ‘Se ha liberado’, porque lo estabas pasando mal, pero sentí que no creía que te hiciera feliz el irte”, le reconoció.

De este modo, le aconsejó a su hija que volviese al programa porque con “sus cosas buenas y malas, es el único formato diferente en muchos años en la televisión”.

Terelu estuvo junto a su madre en uno de los momentos más duros de su vida: la separación de Edmundo Arrocet después de casi cinco años de relación. La hija mayor de las Campos apoyó a María Teresa en todo momento, e incluso lloró al ver un vídeo de ella hablando de Edmundo en ‘El Show de Bertín’.”Me da la sensación de que ella no habla más porque sabe que a nosotras no nos gusta”, indicó.

Y añadió:”nos gusta por ella, porque se pone a llorar… A veces me pregunto si he estado muy brusca, pero si lo soy es para que no se meta en un pozo, y me siento culpable“.

Terelu, siempre atenta a su madre, estuvo junto a ella cuando en 2017 sufrió un ictus que le hizo estar ingresada durante una semana en la Fundación Jiménez Díaz, de Madrid.

Una vez recuperada, abandonó el hospital muy contenta junto a sus dos hijas.

Días después, Terelu no pudo evitar soltar unas lágrimas en ‘Sálvame’ al recordar que su madre, sabedora de la situación, dijo que le “valdría con quedarse como está ahora”.

La hija mayor de las Campos siempre se ha mostrado muy protectora con su madre. Algo que observamos cuando reflexionó sobre el “dolor” que siente su madre al escuchar las críticas que se vierten sobre ella y sobre sus hijas en los programas. “Nuestras familias sufren por nuestros trabajos, la intensidad de nuestros trabajos… “, explicó.

“¿Alguien, alguna vez en estos seis años, se ha planteado el dolor de mi madre? “, preguntó a sus compañeros visiblemente enfadada. “¿Alguien alguna vez cuando ha soltado por la boca todo lo que le ha dado la gana, sin pensar, ha pensado que yo tengo una madre?», continuó.

La matriarca del clan indicó que prefiere no opinar sobre el conflicto de sus hijas y que se siente en medio de las dos. Sin embargo, en una entrevista con Jorge Javier Vázquez rompió una lanza a favor de su hija mayor, asegurando que Carmen Borrego “no tiene conocimiento de la repercusión que tienen las cosas que decimos”.

La propia Terelu no duda en asegurar que la relación con su madre “es estupenda”. “Ella sólo está preocupada porque yo, después de haber pasado una enfermedad, esté bien en mis revisiones, que gracias a Dios van bien”, indica.

María Teresa Campos arropó a su hija en el peor momento de su vida, cuando le diagnosticaron cáncer de mama y tuvo que ser operada: “pensé que me iba a dar un infarto. Vinieron con la doctora y fue ella la que me lo dijo”, explicó emocionada.

“Me puse a temblar de lo que me entró por el cuerpo y he arrastrado esto estas semanas”, indicó la periodista. Muy preocupada por su hija, aseguró que aunque sabe que no va a pasar nada, “no deja de dolerme”.“Los despertares por la mañana son terroríficos, hasta que he tenido claro que se lo han cogido a tiempo y que el ganglio no tiene nada”, comentó. Con ellas también Carmen, la otra parte de la piña familiar.

La estrecha relación entre madre e hija se hizo notar en el programa “Las Campos” que ambas compartieron junto a Carmen Borrego.

Madre e hija pasan mucho tiempo juntas en el trabajo, por lo que Terelu asegura que muchos fines de semana no hablan fuera de los platós. “Algunos fines de semana la veo cuando está llegando a Tele 5, y otras directamente en el plató y no vuelvo a saber nada de ella hasta el día siguiente”, comenta.

En el programa ‘Las Campos’ ambas viajaron a Nueva York. Una vez allí, María Teresa quiso comprarle a su hija unos tacones de más de 3.000 euros. Sin embargo, Terelu no solo los rechazó, sino que aseguró que se pegaría “un tiro antes de ponerme eso” y en su lugar, pidió dinero. “Mamá, que no me importa si no me compras los zapatos. “No necesito nada. A mí me hace mucha más falta el dinero“, replicó.

Sin embargo, una vez en España reconoció en el plató de ‘Salvame’ que había estado “un poco estúpida”.

La matriarca del clan le pidió a Terelu en una ocasión que la perdonase por ser su hija. Y es que aunque la veterana periodista siente que su hija ha trabajado “muy duro y muy bien” para conseguir todo lo que se ha propuesto, siente que si ella no fuese su madre “habrían pasado otras cosas”.

María Teresa ha mostrado en varias ocasiones la buena relación que le une a su hija. Así lo aseguró por ejemplo en una entrevista en televisión donde reconoció que sus hijas siempre están ahí para apoyarle: “Suelo ir a casa de Terelu los fines de semana”, comentó. Sin duda, sus hijas fueron un gran apoyo para ella en los peores momentos de la pandemias. “Me cuidan mucho”, afirmó.

La primogénita de María Teresa siempre ha destacado que su madre ha sido estricta con ella como jefa. Para explicarlo contó una anécdota sobre su trabajo. “Yo soy superpuntual, y para el trabajo exageradamente puntual”comenzaba diciendo.“Una vez llegué, por esto de los atascos, tres o cuatro minutos tarde a la reunión. Me pasó en dos ocasiones y a la segunda mi madre me dijo delante de todo el mundo: ‘igual es que no quieres trabajar en este programa’.”, recordaba Terelu.

Para Terelu, su madre es una de las personas más importantes de su vida. No dudó en hacérselo saber el Día de la Madre, cuando compartió esta foto de niña con María Teresa Campos. En ella escribió: “Feliz día mama!! Te quiero mucho!!!”, acompañado de los hashtags #diadelamadre #amor.

Terelu se siente muy orgullosa de su madre y agradecida de tenerla a su lado y se lo quiso hacer saber con estas palabras: “Tengo una suerte tremenda de que seas mi madre”, comenzó. “En el aspecto personal, pero también en la profesión”, le recalcó.

Además, indicó que el hecho de estar juntas ha provocado que puedan “aprender, todos los días saber algo, ayudarnos, apoyarnos”.

María Teresa Campos siempre ha estado al lado de su hija en los momentos más importantes de su vida. Como su primera boda en 1998 con el industrial óptico Alejandro Rubio.

En ella estuvo arropada por su madre, que ocupó un sitio de honor junto a los padres del novio, Alejandro Rubio Escámez y Dolores García San Francisco.

Terelu ha admirado siempre a su madre. Tanto, que siendo muy joven decidió seguir sus pasos en televisión y trabajar con ella. Sin embargo, a pesar de que ambas se han entendido muy bien en los programas, ha habido momentos en los que no todo ha sido un camino de rosas. Así lo ha explicado en ocasiones la colaboradora, quien asegura que le ha exigido “más que al resto”. “Al resto le pasaba cosas que a mí no”, afirma.

La mayor de las Campos asegura que su madre fue estricta con ellas. Y aunque de jóvenes ella y su hermana llegaron a negar que eran hijas suyas cuando les preguntaban por la calle, no puede vivir sin ella.

La colaboradora de ‘Sálvame’ asegura que su hermana, su madre y ella siempre fueron “una piña”, pero que tras la muerte de su padre “nos unimos más”.Teníamos claro que no íbamos a permitir que se culpara a mi madre de su muerte porque no es así”, afirmó.

Madre e hijas se quedaron solas muy pronto, cuando en 1984 falleció el padre de ellas, Jose María Borrego. Desde entonces María Teresa actuó como una madre coraje cuidando a sus hijas adolescentes. Y ellas a su vez, no se separaron de su madre ni un solo momento.

Desde que nació, la hija mayor de María Teresa Campos ha sido muy querida por su madre. Como muestra, esta imagen que compartió la propia Terelu en su cuenta de Instagram.

Fuente: Leer Artículo Completo