‘La casa fuerte’ revienta

Mediaset le saca más partido a un ‘reality’ que cualquier ganadero a un cerdo ibérico. Incluso en plena matanza. Pero el pasado 11 de noviembre, San Martín, el grupo audiovisual despertó confirmando que su ‘spin off’ de ‘La casa fuerte’, ese ‘Código secreto’ presentado por Sandra Barneda, se había quedado en los huesos y el invento no daba ni para un caldo: un 9,2% en Telecinco; un 8,5%, en Cuatro.

Los supersticiosos dirán que es una cuestión de karma de calendario, porque la fecha no pudo ser más aciaga; los expertos, por su parte, expondrán que el formato es demasiado casposo y poco original: se alimenta de todas las sobras de las últimas polémicas y reúne un ‘casting’ famélico que convierte el espítiru del ‘Hotel Glam’ en digno de un motel de carretera comarcal.

Las pruebas, la iluminación, el atrezzo. Todo supura miseria visual, algo que podría sobrellevarse con buenas dosis de humor (algo que Jorge Javier logra en las otras galas en plató) en lugar de alimentar las crisis de ansiedad y los malos rollos forzados. Demasiada mandanga.

La opinión de Cintora

TVE ha fracasado con sus dos apuestas culinarias matinales, así que han decidido recuperar la tertulia política de actualidad. Lo curioso es que no recupera ‘Los desayunos’ con los que Xabier Fortes se había hecho fuerte poco a poco, con un espacio de debate sosegado, sino que ficha a Jesús Cintora para competir con el estilo ‘infoshow’ de ‘Al rojo vivo’: más dinámico, más combativo sí, pero más alejado de lo habitual en una televisión pública.

Podemos equivocarnos y descubrir a un nuevo y moderado Cintora, todo es posible… ‘Todo es posible’, producido por la productora de José Miguel Contreras, uno de los contertulios más prestigiosos de Ferreras, se ha presentado como “una ventana a la pluralidad” en la que se dará voz a movimientos cívicos, asociaciones, expertos, partidos o sindicatos y contará con secciones desde medioambiente (con Jacob Petrus) a consumo (con Jesús Soria), apoyándose en los datos de Maldita Hemeroteca para destapar las ‘fake news’ que, al final, ocupan más tiempo que las noticias de verdad. Entre los colaboradores destaca Xavier Sardá: volverle a ver en TVE llama la atención.

A star is born

Sí, ha nacido una estrella y lo decimos en inglés en homenaje a las grandes divas de Hollywood que han protagonizado las distintas versiones de este clásico pero, sobre todo, porque hablamos de Emilio Doménech, el corresponsal en EE. UU. de ‘Newtral’ que ha analizado los datos del interminable recuento de votos de las elecciones anti-Trump.

Periodista ‘millennial’ ha sabido conectar con el público durante sus maratonianas conexiones por su toque personal a la hora de informar. Sus seguidores han crecido como la espuma y está claro que La Sexta va a sacarle partido a su potencial, que es mucho. Su Twitter es todo un boletín de prensa sobre la política y la sociedad norteamericana.

El joven alcoyano informa y entretiene, como un personaje de Aaron Sorkin, con el único riesgo que conlleva saberse en la cresta de la ola: romper el difícil equilibrio entre el ‘show’ y la información, algo tentador (no sé, me viene a la cabeza su innecesario exabrupto al pasar un ruidoso motorista por su casa) que conviene mantener a raya por cuestiones de credibilidad. El personaje no puede imponerse sobre el periodista.

Fuente: Leer Artículo Completo