Esta (y no otra) es la razón por la que Miguel Bosé ha decidido desaparecer de las redes sociales

Sin rastro de Miguel Bosé. Así es como nos quedamos hace unos días, de la noche a la mañana, después de que el cantante hiciera desaparecer del universo digital todas sus cuentas en las redes sociales. Un movimiento que no hacía sino acrecentar las polémicas acaecidas en torno a las mismas desde que comenzara a verter en ellas su opinión sobre la gestión del coronavirus, la investigación de la vacuna que debe frenar la enfermedad o la conveniencia o no de usar la mascarilla.

Por supuesto, que os dejara sin saber de él y sus teorías, generaba una reacción inmediata en los medios de comunicación, que se preguntaban un claro “por qué” al que se trataba de dar respuesta… sin éxito. Porque Miguel ha dado la cara para explicar la verdadera razón por la que ha dado el paso de retirarse de un mundo en el que la línea entre la opinión y la falta de respeto, pueden llegar a pisarse.

Lo ha hecho a través de un comunicado emitido por su agencia de representación. Más que nada, para poner de manifiesto que nadie le ha expulsado (hasta dos veces le han bloqueado la cuenta de Twitter en os últimos meses), sino que su ausencia se debe a una decisión propia. Y ofrece los motivos por los que lo ha hecho, para no dar cabida a los debates estériles.

“Ante las informaciones aparecidas en diversos medios de comunicación relativas a su baja en determinadas redes sociales, en nombre de nuestro representado, don Miguel Bosé Dominguín, queremos precisar, de manera excepcional y de una vez y por todas, que el artista ha decidido voluntariamente darse de baja en dichas redes sociales“, comienzan esas líneas aclaratorias.

No encuentra equilibradas las prestaciones que ofrecen a los usuarios

Es en ese momento cuando se da la explicación conveniente: “No considera que en la actualidad dichas redes sean plurales y objetivas. No permiten la libre expresión y sujetan a los usuarios a sus criterios e intereses empresariales y políticos. Ejercen la censura y el control de la información y los contenidos. No encuentra equilibradas las prestaciones que ofrecen a los usuarios y las obligaciones a que les someten”.

Bosé esperará, para regresar, a que las condiciones de libertad se asemejen más a la idea que él tiene del concepto en su cabeza… o no. A lo mejor, siente la necesidad de volver a poner sobre la mesa una teoría sobre la pandemia y las medidas a adoptar para frenarla. Con él, en este momento de su vida, nunca se sabe.

Fuente: Leer Artículo Completo