Verdeliss comparte una de las imágenes más duras de su postparto

Verdeliss, que siempre ha asombrado por su constante transparencia, afectividad, amor y simpatía. Ha dejado a sus seguidores ver la otra cara de la moneda, llena de dolor, nerviosismo y sueño,ha compartido está imagen, que sin duda, no pasa desapercibida.

“Ojerosa, dolorida y sola…muy sola. Revisando la galería del móvil me encuentro esta estampa. ¡Menudo revolcón de sentimientos!”, decía el título de la publicación.

View this post on Instagram

Ojerosa, dolorida y sóla…muy sóla🤲🏻Revisando la galería del móvil me encuentro esta estampa. ¡Menudo revolcón de sentimientos!. . Recuerdo el momento de esta fotografía: Eran las 7 de la mañana, nuevo turno de extracción y por no despertarme no había llegado ni a acostarme…el dolor de una mastitis inminente me impedía conciliar el sueño. Irreconocible y desbordada, era la sombra de mi misma 😪. . En este espejo sólo veía a un sujeto que servía para inmovilizarse en una butaca y extraerse leche cual ciclo robotizado cada 3 horas. Día tras día, semana tras semana. Pero lo peor no era yo, lo peor era mi hija en la UCIN, lo peor era mi familia dividida. . El vientre aún abultado de un bebé que mis brazos no sujetaban, los miedos, la tristeza, la culpabilidad. Ufff que heavy puede llegar a ser el postparto!!! . Hice esta foto con intención de no subirla, pero leer a @babysuitebypau (felicidades por tu pequeñín🎉) me ha dado la valentía para compartirla. . En mi caso también, obligarme a embadurnarme de mis cremitas y maquillarme me reconectaba, aunque sólo fuese por un momento, con la “antigua Estefi”…o colocarme la careta, quien sabe!. . Lo que sí sé, es que de esto también trata la maternidad. El impacto emocional y físico tras dar a luz es grande, pero es real. Validémonos, querámonos…somos perfectas en nuestras imperfecciones, amorosas en nuestras lágrimas, poderosas en nuestras debilidades. . #NormalizarComienzaPorVisibilizar #Verdeliss #Postparto

A post shared by verdeliss (@verdeliss) on

“Recuerdo el momento de esta fotografía: Eran las 7 de la mañana, nuevo turno de extracción y por no despertarme no había llegado ni a acostarme…el dolor de una mastitis inminente me impedía conciliar el sueño. Irreconocible y desbordada, era la sombra de mi misma”, comenzaba escribiendo la ‘youtuber’.

Y seguía contando: “En este espejo sólo veía a un sujeto que servía para inmovilizarse en una butaca y extraerse leche cual ciclo robotizado cada 3 horas. Día tras día, semana tras semana. Pero lo peor no era yo, lo peor era mi hija en la UCI, lo peor era mi familia dividida”. Y añadía: “Lo que sí sé, es que de esto también trata la maternidad. El impacto emocional y físico tras dar a luz es grande, pero es real”.

La ‘youtuber’ ya contó hace poco que no estaba viviendo uno de sus mejores momentos, pero aún así, la fortaleza y alegría de la joven sigue fascinando a todos aquellos a quien ha enamorado. Felicidades por tener una familia tan bonita.

Fuente: Leer Artículo Completo