Tom Brusse pide perdón a Melyssa Pinto ante la mirada de Sandra

Melyssa Pinto y Tom Brusse han sido los grandes protagonistas de la segunda edición de ‘La isla de las tentaciones’. La pareja tomó la decisión de irse cada uno por su cuenta después de que el marroquí se hubiera liado con Sandra Pica, una de las tentadoras del programa. Durante el debate final del reality, Tom y Melyssa han vuelto a verse las caras, y han podido saldar todas las cuentas que tenían pendientes. No obstante, todo ha ido mejor de lo que nos hubiéramos imaginados. Y es que, tras muchos reproches y acusaciones por ambas partes, la pareja ha terminado pidiéndose perdón mutuamente. Sí, algo que nunca nos hubiéramos esperado.

“Me llevó a una situación extrema y actué como lo sentía”, ha explicado Melyssa a Carlos Sobera tras ver su espantada a la villa de su ex novio. “Quiere ir de caballero, y no lo es”, aseguró la ex tronista de su ex pareja.

Melyssa, visiblemente recuperada ya de todo lo que le había vivido en el programa, solo le ha pedido a Tom que le explicara porque había jugado con ella cuando ya habían salido del reality. Unas palabras que han hecho a Brusse romperse como nunca antes lo habíamos visto. “Si tú piensas que te he engañado, lo he hecho sin querer. Salimos de la isla y estaba perdido, claro que tenía sentimientos por ti y te quería, no te voy a olvidar de un día a otro”, dijo el joven, entre lágrimas.

Al ver a su ex novio totalmente roto, Pinto, lejos de echarle más leña al fuego, le perdonó: “Mira, te perdono. Lo único que necesitaba es una explicación para cerrar puerta. Te lo agradezco porque me siento aliviada y necesitaba entender por qué”.

“Lo siento de verdad”, añadió el ex pretendiente de ‘Mujeres y Hombres y Viceversa’. A lo que la ex tronista del programa de Cuatro concluyó: “No quiero vivir con rabia, no te deseo ningún mal, necesitaba esto… una explicación. Yo también te quiero pedir perdón por decirte esa palabrota que sé que te duele. Ahora sí puedo cerrar completamente este capítulo, no lo entendía”.

Fuente: Leer Artículo Completo