Sara Carbonero ingresa de nuevo en el hospital por una recaída en su cáncer

2021 empezaba como un año cargado de buenas vibraciones para Sara Carbonero (su colaboración con Cortefiel, su retorno a la radio, su flamante 37 acumpleaños…) pero no ha podido ser. La periodista ha recaído en el cáncer de ovario que le diagnosticaron en 2019 y por el que le practicaron una cirugía en uno de sus ovarios y siguió un tratamiento de quimioterapia. En este momento Sara Carbonero se encuentra ingresada en la Clínica Universidad de Navarra de Madrid, uno de los centros privados de tratamiento contra el cáncer que existen en España. Al parecer se encuentra acompañada de su marido, Iker Casillas, y ha tenido que ser intervenida para solucionar el problema que la ha llevado a estar en el hospital desde el pasado viernes, tan solo dos días después de haber cumplido 37 años.

2019y 2021, los peores años para Sara Carbonero

La periodista ha mantenido desde la detección de un tumor maligno en uno de sus ovarios en 2019 una actitud ejemplar. Hace apenas unos días compartía en la sección radiofónica que presenta en Radio Marca, Que siga el baile, cómo había normalizado el miedo a la enfermedad y cómo ha afrontando el diagnóstico de cáncer, un diagnóstico que le llegó al poco tiempo de que su marido Iker Casillas sufriera un infarto.

Hay que normalizar las cosas, pasan a mucha más gente de lo que pensamos pero creemos que a ti no te toca. Hay que aprender a vivir con lo que hay, sin miedo, y he aprendido que todos somos más fuertes de lo que pensamos“”, explicaba dando a entender cómo lleva su día a día tras su diagnóstico y las revisiones médicas frecuentes a las que tiene que someterse como consecuencia de él.

¿Son normales las recaídas en el cáncer de ovario?

Aunque el cáncer de mama sigue centrando los mayores temores de la población femenina, en realidad el cáncer de ovario, como el que sufre Sara Carbonero, es uno de los tumores ginecológicos más peligrosos. Cada año se diagnostican en España unos 3.300 casos de cáncer de ovario, siendo uno de los tumores malignos que más afectan a la mujer.

Este un tipo de cáncer es problemático porque no suele mostrar síntomas claros ni existe una única prueba diagnóstica (como sucede en el cáncer de cérvix, por ejemplo) que ayude a detectarlo fácilmente en una revisión ginecológica habitual. Por ello, desafortunadamente, en muchos casos cuando el cáncer de ovario da la cara se encuentra en una fases muy avanzadas o ya extendido.

Por eso es importante acudir a las revisiones oncológicas tras finalizar el tratamiento, como ha hecho Sara Carbonero, para atajar cuanto antes cualquier posible complicación, aunque sea practicando una nueva cirugía. Según datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, de un 20 a un 40% de las mujeres diganosticadas de cáncer de ovario tienen riesgo de padecer una recaída como la sufrida por Sara Carbonero en los cinco años posteriores a su primera cirugía.

Fuente: Leer Artículo Completo