Rocío Carrasco evita las preguntas de la prensa sobre la relación con su hija con este plantón

Hace tan solo unos días, TVE anunciaba el bombazo. Habían conseguido fichar a Rocío Carrascocomo colaboradora de la nueva temporada de ‘Lazos de Sangres’, para que ejerciera de comentarista en esos debates posteriores que se organizan tras la emisión del documental de alguna de las sagas más importantes de la farándula española.

Ayer era el día marcado por la prensa para tener delante a la hija de la Jurado y aprovechar para tocar el tema del momento: la participación de su hija, Rocío Flores, en ‘Supervivientes 2020’, cómo le ha sentado que hable de su no relación y si es posible que se sienten la una delante de la otra para abordar una reconciliación en la que no muchos confían.

No hubo oportunidad. Con el beneplácito de TVE, Rocío, muy sonriente, asistió a la sesión fotográfica para tomar esas imágenes promocionales que se distribuirán a los medios. Desde lejos, saludó. Pero ni media palabra. No habló ni mientras estaban disparándose los ‘flashes’… ni después, Carrasco dio plantón y se marchó por donde había venido sin tener que enfrentarse a ese momento que todos esperábamos.

Sus compañeros, sí. Ella, no. De hecho, las únicas palabras sobre ella eran las que pronunciaba la directora del programa, Carmen Delgado, que revelaba que “era un deseo que teníamos desde hace tiempo, no era la primera vez que nos poníamos en contacto”. Y añadía que estará presente en los espacios que se dediquen a Carmen Sevilla y Ángel Nieto.

Llevamos tres temporadas deseando contar con Rocío Carrasco, porque da prestigio y  conoce a todos los personajes. La primera vez que lo intentamos fue antes de que sucediera el coronavirus y nos dijo que se lo iba a pensar. Eso nos provocó una excitación doble porque pensárselo ya era un gran triunfo. Finalmente todas las conversaciones llegaron a buen puerto y estamos encantados de poder contar con ella”, remataba Carmen, que no pudo suplir el vacío que dejó Rocío.

Esta sigue esa estrategia del silencio. La que ha mantenido siempre. La de no dar pie a que se saque de contexto nada que pueda salir de su boca en relación a ese tema tan delicado como lo es que lleve ocho años sin tener contacto nada menos que con su hija.

Fuente: Leer Artículo Completo