¿Por qué Melodie es la auténtica reina de La isla de las tentaciones? Porque bombardea el romanticismo tóxico y la rivalidad entre mujeres que alimenta el drama

‘La isla de las tentaciones’ avanza ya a toda velocidad hacia su final, en una temporada que será más corta que la anterior, aunque no porque el interés del público haya disminuido. Todo lo contrario. Media España ha vivido el doliente fin de fiesta del romance entre Melyssa y Tom y, está expectante para ver cómo terminan los tórridos romances de Marta y Mayka y si estas se van solas o acompañadas de sus ligues isleños. A la hora de hacer balance, el público lo tiene claro: Melyssa es la nueva Fanny, la enamorada que más emoción real ha puesto en el asador de ‘La isla de las tentaciones’. Sin embargo, es otra concursante la que termina con una imagen más reforzada y con valoración al alza: la ilicitana Melodie.

https://www.instagram.com/p/CFxjRLLIp8N/

Desde el minuto cero, Cristian y Melodie destacaron por la transparencia con la que comunicaron el estado de su relación: casi ruinas. Esta sinceridad ha jugado durante todo el programa a favor, sobre todo porque otras concursantes han sostenido la ficción de sus relaciones para abandonar el pacto de pareja a la primera de cambio. En las palabras de Melodie en las primeras alturas del programa ya traslucía mucha sensatez y reflexión acerca de cómo ha de ser una pareja. “Cristian tiene una manera de querer muy egoísta”, decía. “Yo lo que quiero en mi vida es un querer como el de las madres, que sabes que buscan lo mejor para ti, que hacen y dicen por tu bien. Eso es lo que yo quiero en un hombre. Pero estoy con uno que me ha mentido, me ha engañado, que me ha visto llorando y me ha seguido engañando”.

A lo largo del programa hemos visto cómo Melodie, coronada reina del ‘reality’ por el ‘fandom’ de las redes, ha cuidado con especial cariño a una Melyssa absolutamente destrozada por la actitud de Tom desde el principio del programa. No es casualidad: probablemente se proyectaba ella misma en su amiga, aunque fuera una fase que ya había superado para entrar en un ‘stand by’ marcado por la decepción que, probablemente, se resolverá esta noche en la última hoguera. En realidad, todo lo que Melodie le dijo a Melyssa cuando esta se vino abajo en la tercera hoguera de ‘La isla de las tentaciones’ podría aplicárselo a ella misma. Y, probablemente, lo ha hecho.

A la vista del comportamiento de las distintas parejas, no queda más remedio que admitir que el programa favorece el intenso drama y el desparrame emocional que conlleva una consideración tóxica de las relaciones de pareja. En este sentido, la actitud de Melodie en ‘La isla de las tentaciones’ no puede ser mas ‘cortarollos’. Ella ha ido analizando el comportamiento de Cristian, valorándolo con bastante objetividad y sin dejarse llevar por venganzas ni egos absurdos para caer en cualquier tentación con músculos. De hecho, si ha llorado ha sido al darse cuenta de la incapacidad de su pareja para corresponder con la altura que requiere su concepción del amor.

En el caso de Melodie, la manera de vivir y de sufrir ‘La isla de las tentaciones’, probablemente el espacio de televisión más peligroso en el plano de la reputación de toda la parrilla, ha estado llena de dignidad. Ni siquiera ha caído en el horrible comportamiento generalizado en las chicas de cargar contra las solteras (se han llegado a escuchar adjetivos como ‘cerda’) o de competir entre ellas por los chicos o hacer comentarios comparativos. Al contrario: Melodie ha sido el ejemplo perfecto de lo que significa sororidad y apoyo entre mujeres (al menos, en lo que ha trascendido hacia los televidentes).

La audiencia de Telecinco lo tiene claro: estos programas en los que mujeres muy jóvenes exponen su vida, obra y milagros es una de las canteras de la cadena, un casting de lujo que, además de hacer audiencia, sirve de reclutador para programas como ‘Mujeres, hombres y viceversa’ o la infinidad de ‘realities’ y canales de internet que mueve Mediaset. Las chicas que acuden lo dan todo, claro, pues de su desparpajo depende una posible carrera en la televisión, su entrada en las agencias que proveen de microfamosos a eventos y bolos discotequeros y consolidarse como ‘influencers’ en las redes.

En realidad, ‘La isla de los famosos’ es un máster de cómo hacer televisión en Telecinco y todas quieren aprovecharlo. Unas resbalan, como Marta, poco creíble, o Mayka, poco consistente. Está por ver si Melodie, la más inteligente del pack, aprovecha su participación para entrar en el circuito de chicas Telecinco o para cosas más interesantes.

Fuente: Leer Artículo Completo