Olga Moreno: "Me encantaría que Rocío Carrasco llamara a sus hijos"

El público de ‘Sábado Deluxe’ fue testigo de un hecho insólito: la entrevista de Olga Moreno, mujer de Antonio David Flores, que decidió romper su silencio para hablar de la disputa entre su marido y Rocío Carrasco.

Proteger a Rocío Flores fue el principal motivo por el que Olga decidió conceder una entrevista en televisión: “Estoy más en este plató por Rocío Flores que por mi marido”, confesó. Al parecer, nada de lo que se ha dicho sobre ella es cierto. De hecho, la mujer del concursante de ‘GH VIP’ ha definido a la joven como “una niña súper dulce, que piensa antes en los demás que en ella misma. Tiene carácter, pero tiene un corazón que ya a mí me gustaría tenerlo”.

Durante la entrevista, Olga Moreno quiso contar uno de los episodios más comprometidos de Rocío Carrasco. Al parecer, ocurrió cuando David, el hijo menor de la presentadora, se encontraba ingresado en el hospital. Al parecer, su madre fue a verlo cinco días después, a la 1:00 de la madrugada, mientras él dormía. “Fue muy cordial, pero no pasó la noche con su hijo en el hospital”, afirmó en el ‘Deluxe’.

Si hay algo que Olga tiene claro es, que en caso de separarse de Antonio David, ella quería quedarse con David Flores, con quien pasa las 24 horas del día. “Si Antonio David y yo nos separáramos, que espero que no porque estoy muy enamorada de mi marido, su hijo se quedaría conmigo”, ha dicho. Y ha añadido: “Es mucho cariño, estamos siempre ahí y es que lo amo. Lo arrancan de mi vida me muero… David se queda conmigo, es que el niño para mí… Estoy 24 horas con él, comidas, deberes, me cuenta sus cosas, lo llevo a sus estudios…”.

También ha declarado que no cree que Rocío Carrasco sea feliz porque no hay nada peor que una madre no se hable con sus hijos: “Me encantaría que Rocío Carrasco llamara a sus hijos. Ellos esperan su llamada. No entiendo a Rocío, no entiendo lo que se le puede pasar por la cabeza. Puedo entender que no te hables con tu exmarido, pero que tu no te hables con tus niños, nunca lo entenderé”.

Fuente: Leer Artículo Completo