Micheline Roquebrune, viuda de Sean Connery, habla por primera vez tras la muerte del actor

Ya sabemos quién es Micheline Roquebrune y no es para menos. Su historia de amor con Sean Connery, fallecido el 31 de octubre de 2020, se ha puesto en el punto de mira como la mujer protagonista que robó el corazón del agente 007 en los años 70, la que ha sido su compañera de vida durante 45 años de casados y la que ha pasado con él sus últimos meses de vida alejado de la escena pública en su casa de Bahamas.

Era un hombre modelo. Va a ser muy duro vivir sin él”.

Se conocieron en 1970 en un campo de golf de Marruecos y desde entonces, la pintora, de 91 años, ha estado a su lado hasta el último aliento a pesar de los rumores de infidelidad de su marido, de los que nunca se ha pronunciado.

Pero lo que tenemos claro es que media vida con el que fue calificado como “el hombre más sexy del siglo” por la revista People, le dan la completa autoridad para hablar tras la muerte de Connery. La artista ha hecho sus primeras declaraciones para el medio británico Daily Mirror, entre las que ha confesado que el icónico actor padecía demencia desde hace algunos meses y que ya no podía valerse por sí mismo.

“No era vida para él. Últimamente no podía expresarse. Al final murió durmiendo y en paz”, ha explicado aclarando que no sufrió y que se fue en silencio, tal y como él quería. Además, no ha dudado en deshacerse en halagos con él. “Era un hombre modelo, va a ser muy duro vivir sin él“. Aunque ha reconocido que admite su muerte, porque es algo que tenía que pasar: “No podía durar para siempre”, ha sentenciado Roquebrune.

La pareja nunca llegó a tener hijos pero sí compartieron los de relaciones anteriores. Connery tuvo a Jason Connery, fruto de su relación anterior con Diane Cilento, que le acusó de violencia de género. Y Micheline tuvo tiene tres hijos: Oliver, Micha y Stephane.

Fuente: Leer Artículo Completo