María Castro cuenta los detalles de su parto y presenta a su segunda hija Olivia

  • La actriz reconoce que tanto ella como su hija se encuentran perfectamente tras el parto.
  • María Castro presenta a su segunda hija y desvela cómo ha sido su parto.

    María Castro y su familia se encuentran de enhorabuena. La actriz se convertía en madre por segunda vez este jueves de una niña llamada Olivia. Un nacimiento que llenaba de alegría su vida, tal y como ella misma relataba a través de sus redes sociales en las que contaba la experiencia de ver a su segunda hija por primera vez. “Cuando creías que lo habías experimentado todo, cuando pensabas que no se podía igualar ese amor tan puro… entonces, llegas tú, Olivia, y tiras por tierra todas nuestras teorías y sentimientos. Fue oír tu llanto y el amor más animal, puro e incondicional, brotó por sí solo”, expresaba la actriz.

    Ahora, justo coincidiendo con su vuelta a casa tras la llegada de Olivia, María Castro ha querido contar lo complicado que fue su segundo parto, aunque no por ello menos mágico y especial. “Y al final… otra cesárea”, así empieza su relato la actriz en el que hablaba muy emocionada sobre esta experiencia tan increíble de la naturaleza.

    Aunque a ella le hubiese gustado tener un parto natural, finalmente no se pudo producir, y María Castro tuvo que tener otra cesárea, igual que con Maia, su primera hija. Aunque solo se permitió estar disgustada cinco minutos, le hubiese gustado irse sin otra operación en el cuerpo.

    La actriz abandonaba el hospital muy feliz con su hija en brazos y junto a su marido José María Villalba. Y con muchas ganas de que su hija Olivia conozca a su hermana mayor Maia, que seguro que está deseando achuchar a su hermana pequeña.

    View this post on Instagram

    Y al final… otra cesárea! Esta es mi última foto con barriga… (bueno ahora sigo teniendo barriga, pero al más puro estilo slime). Ésta es la última foto en la que Olivia era nuestra, para, en unos minutos, pasar a ser del mundo… Ésta es la última foto en la que Maia seguía siendo la bebé de la casa, para convertirse en hermana mayor… aunq de momento sólo pueda ejercer vía telefónica… Esta es la última foto en la que monitorizada y con contracciones, guardaba aún la esperanza, de parir por vía vaginal…. Me apetecía vivir ese otro tipo de parto… Me apetecía irme a casa sin una operación mayor en el cuerpo… Me apetecía ayudar al bebé a entender que tras el canal del parto, le esperaba el mundo… Pero no pudo ser… Un parto programado, por necesidades de guión, y una cesárea anterior, de la que no conocíamos 100 por 100 el estado de su cicatriz, impidieron hacer otra cosa… había riesgo de desgarro, y yo ya soy madre de una que espera en casa, así que no nos la podíamos jugar. Me disguste? Si! Pero solo cinco minutos… es lo que me permití… Mi optimismo, el apoyo total de mi marido, la nueva bebé que esperaba pacientemente… Y la propia vida, nos hizo relativizar y decidir. No había tiempo y sí muchas ganas. Que sí, que ahora la operación me la llevo yo… Pero qué importancia tiene? Cuando todo ha salido bien… Y yo, gallega y dura por naturaleza, tengo salud para soportarlo y una familia maravillosa en quién apoyarme. ahora, me tocará tomarme la vida con calma… No estoy acostumbrada, ni apenas sé… Pero todavía estoy a tiempo de aprender! #pasoapaso #pocoapoco #slowlife #ahoraacentrarseenloimportante Pic by @jose_manuel_villalba

    A post shared by Maria Castro (@maria_castro_jato) on

    Y al final… otra cesárea! Esta es mi última foto con barriga… (bueno ahora sigo teniendo barriga, pero al más puro estilo slime). Ésta es la última foto en la que Olivia era nuestra, para, en unos minutos, pasar a ser del mundo… Ésta es la última foto en la que Maia seguía siendo la bebé de la casa, para convertirse en hermana mayor… aunq de momento sólo pueda ejercer vía telefónica… Esta es la última foto en la que monitorizada y con contracciones,guardaba aún la esperanza, de parir por vía vaginal…. Me apetecía vivir ese otro tipo de parto… Me apetecía irme a casa sin una operación mayor en el cuerpo…Me apetecía ayudar al bebé a entender que tras el canal del parto, le esperaba el mundo… Pero no pudo ser… Un parto programado, por necesidades de guión,y una cesárea anterior, de la que no conocíamos 100 por 100 el estado de su cicatriz, impidieron hacer otra cosa… había riesgo de desgarro, y yo ya soy madre de una que espera en casa, así que no nos la podíamos jugar. Me disguste? Si! Pero solo cinco minutos… es lo que me permití… Mi optimismo, el apoyo total de mi marido, la nueva bebé que esperaba pacientemente… Y la propia vida, nos hizo relativizar y decidir. No había tiempo y sí muchas ganas.Que sí, que ahora la operación me la llevo yo… Pero qué importancia tiene? Cuando todo ha salido bien… Y yo, gallega y dura por naturaleza, tengo salud para soportarlo y una familia maravillosa en quién apoyarme.ahora, me tocará tomarme la vida con calma… No estoy acostumbrada, ni apenas sé… Pero todavía estoy a tiempo de aprender! #pasoapaso #pocoapoco #slowlife #ahoraacentrarseenloimportante Pic by @jose_manuel_villalba

    A post shared byMaria Castro (@maria_castro_jato) on

    “Esta es mi última foto con barriga… (bueno ahora sigo teniendo barriga, pero al más puro estilo slime).
    Ésta es la última foto en la que Olivia era nuestra, para, en unos minutos, pasar a ser del mundo…
    Ésta es la última foto en la que Maia seguía siendo la bebé de la casa, para convertirse en hermana mayor… aunque de momento sólo pueda ejercer vía telefónica…
    Esta es la última foto en la que monitorizada y con contracciones, guardaba aún la esperanza, de parir por vía vaginal….
    Me apetecía vivir ese otro tipo de parto… Me apetecía irme a casa sin una operación mayor en el cuerpo…
    Me apetecía ayudar al bebé a entender que tras el canal del parto, le esperaba el mundo…
    Pero no pudo ser…
    Un parto programado, por necesidades de guión, y una cesárea anterior, de la que no conocíamos 100 por 100 el estado de su cicatriz, impidieron hacer otra cosa… había riesgo de desgarro, y yo ya soy madre de una que espera en casa, así que no nos la podíamos jugar.
    ¿Me disguste? Si! Pero solo cinco minutos… es lo que me permití…
    Mi optimismo, el apoyo total de mi marido, la nueva bebé que esperaba pacientemente… Y la propia vida, nos hizo relativizar y decidir.
    No había tiempo y sí muchas ganas.

    Que sí, que ahora la operación me la llevo yo… Pero qué importancia tiene? Cuando todo ha salido bien… Y yo, gallega y dura por naturaleza, tengo salud para soportarlo y una familia maravillosa en quién apoyarme.
    ahora, me tocará tomarme la vida con calma… No estoy acostumbrada, ni apenas sé… Pero todavía estoy a tiempo de aprender!
    #pasoapaso #pocoapoco #slowlife #ahoraacentrarseenloimportante
    Pic by @jose_manuel_villalba”.


    Prepárate para el otoño

    Cortefiel

    79,99 €39,99 €

    COMPRAR

    El Corte Inglés

    49,99 €34,99 €

    COMPRAR

    El Corte Inglés

    79,99 €55,99 €

    COMPRAR

    Cortefiel

    9,99 €

    COMPRAR

    Olaplex

    25 €18,89 €

    COMPRAR

    Boxalls

    29,99 €19,99 €

    COMPRAR

    Éclat Skincare

    7,68 €

    COMPRAR

    Química Alemana

    13,85 €

    COMPRAR

    Fuente: Leer Artículo Completo