Manuel de la Calva: "Al Gobierno le daría un cinco. Ha hecho cosas muy buenas y otras horrorosas"

Con esa edad que permite decir todo lo que piensas Manuel de la Calva, la mitad del dúo Dinámico, ha unido su talento al de sus hijos para lanzar las pulseras Resistiré a beneficio íntegro de Cáritas. Su canción se convirtió en la banda sonora de la pandemia y quiere seguir aportando su talento para contribuir a las necesidades de los afectados. Como tantos otros españoles, Manuel sabe que las cosas se podían hacer mejor. Y lo dice.

Hoy Corazón Tengo entendido que lleva un tiempo atendiendo a su mujer por una serie de dolencias. ¿Qué ha pasado y cómo están viviendo esta situación?

Manuel de la Calva Me encuentro bien, pero es verdad que no podemos salir de casa porque mi mujer está mal tras una operación de espalda. No es nada irreparable, pero la pobre está en un grito y es que encima no ha soportado los parches de morfina porque le afectaban a la cabeza. Son procesos largos y duros.

H.C. Le toca estar de enfermero jefe…

M.C. Bueno aquí vienen enfermeras y más personas, pero ella me quiere tener todo el tiempo a su lado. Evidentemente ante una situación así no me arriesgo a salir a la calle. Sería terrible si me contagiara de covid, sobre todo por mi mujer.

H.C. ¿Se ha acostumbrado a la vida en confinamiento?

M.C. Me da mucha pena que nadie se acuerde de los artistas que somos los que más afectados estamos con la pandemia. A otros profesionales les ayudan pero en nuestro gremio, sin teatros abiertos ni posibilidad de hacer galas, no hay nada que hacer. Teníamos 25 actuaciones programadas que nos han suspendido.

H.C. Y eso que usted es afortunado después de tantos años de éxito con el Dúo Dinámico, los jóvenes lo tienen crudo…

M.C. Efectivamente. Los jóvenes que están luchando por hacerse un hueco en este mundo son los que peor lo tienen porque además el tiempo hace que cambie todo y lo que hoy funciona de una manera en un año puede ser diferente.

“Me emocionaba ver a los vecinos cantando ‘resistiré’ cada tarde”

H.C. Sin embargo la gente ha recurrido al arte para enriquecer el alma. Si no es por la música, el cine o la literatura muchos habrían enfermado por la presión que ha supuesto la pandemia.

M.C. Gracias a que tenemos buenos artistas en este país muchos han podido evadirse. Yo, que me reconozco como un señor de museos, llevo muy mal no poder ir.

H.C. ¿Y qué se siente cuando su canción, ‘Resistiré’, se convierte en el himno de la gente que lucha por salir de esta situación?

M.C. Estoy muy orgulloso de que esta canción haya servido para paliar algo de dolor. De todas formas, no es la primera vez que nos pasa con este tema. Ya en Argentina, en los años del corralito, se convirtió en el himno nacional. No nos pilla de nuevas pero esta vez ha sido en todas partes. De España a Estados Unidos, México, Chile…

H.C. Lo último ha sido el lanzamiento de las pulseras solidarias ‘Resistiré’ que ha diseñado su hija Victoria y está autografiada con el título de la canción y la estrella del Dúo Dinámico. Aquí el 100% de las ventas (cuesta 3 euros) se destinará a Caritas.

M.C. La llevo siempre puesta. Es un proyecto de mis hijos al que me sumé sin dudarlo porque toda ayuda es buena.

H.C. ¿Piensa de verdad que España va a poder resistir?

M.C. España está muy tocada pero somos un país de muchos contrastes, repartido en 17 opiniones que no siempre son iguales. Tanta disparidad no creo sea buena en esta situación.

H.C. ¿Está decepcionado por cómo se han hecho las cosas?

M.C. Veo que aquí cada uno lleva el ascua a su sardina y de una manera terrible que está poniendo en juego cosas importantes.

H.C. ¿Qué puntuación daría al Gobierno?

M.C. No quiero ser muy duro, tal vez un cinco. Hay cosas muy buenas y otras horrorosas.

H.C. ¿Cómo percibe a la gente? ¿Siente esa crispación de la que tanto se habla?

M.C. Pienso que mucha gente se deja llevar. El español es muy de vivir el momento sin pensar en el futuro, pero no hay que olvidarse de las millones de personas que acuden a las colas del hambre. Si la pandemia es una enfermedad estoy convencido de que la miseria económica será aún peor y de ahí que cuando se ordena el cierre de negocios me parece que son decisiones muy duras que hay que meditar más. Los políticos por norma solo piensan en ganar votos.

H.C. ¿Nunca le tentó la política?

M.C. Yo nací en plena Guerra Civil, por lo que soy muy consciente de lo que me ha costado llegar hasta donde estoy. Ha sido una carrera dura y larga, pasito a pasito, y te aseguro que la política no era mi meta. Recuerdo que a mí me gustaba la natación, pero mi padre rápido me enseñó que había que trabajar para ayudar a la familia. La política me interesa, pero no soy nada político.

H.C. Su compañero, Ramón Arcusa, se instaló en Miami, pero usted siempre ha sido fiel a sus raíces españolas.

M.C. Me encanta España. Soy muy español y muy catalán.

H.C. ¿Cómo se encuentra su relación con Arcusa? ¿Son de hablar mucho o dejan que corra el aire?

M.C. Somos como hermanos. Nos llevamos perfectamente. Hemos tenido cosillas de jóvenes, a veces por alguna chica, pero nada importante. Ramón, que me lleva tres meses, se considera mi hermano mayor y me suele dar buenos consejos.

H.C. ¿Qué sentía al asomarse cada tarde a la ventana y escuchar a los vecinos cantando ‘Resistiré’ desde sus balcones?

M.C. Me emocionaba. Soy muy llorón.

H.C. ¿Cree que los españoles resistiremos?

M.C. Nuestro problema es que no valoramos lo que valemos. Por eso creo que nos tenemos que querer más.

Fuente: Leer Artículo Completo