Las palabras más duras de Fran Rivera contra Isabel Pantoja en medio del delicado momento familiar que atraviesa la tonadillera

Cuando pensábamos que no se podía liar más el tema de Isabel Pantoja con su hijo, Kiko Rivera, ha aparecido un tercero en discordia para echar un par de maderos más de leña al fuego. Un hombre que mantiene una enemistad con la tonadillera desde hace muchos años y que no se ha cortado un pelo a la hora de opinar sobre las diferencias entre su hermano y la madre de este.

Fran Rivera ha sido muy claro. Es la revista ‘Hola’ la que recoge unas declaraciones del torero en las que no se corta ni un pelo a la hora. Es cierto que comienza suave, asegurando que no está al tanto de un conflicto motivado, presuntamente, por el hecho de que Kiko querría vender Cantora y su madre no estaría dispuesta a deshacerse de la joya de su corona inmobiliaria (aunque el ‘DJ’ ha dado otros motivos más sentimentales sobre el origen de las fricciones).

Rivera prosigue alegando que, lo que él tenía entendido desde siempre, es que el mayor porcentaje de la finca gaditana es de su hermano Kiko. Una primera ‘banderilla’ con la que se posicionaba de uno de los lados. Y que no extrañaba a tenor de las lindezas que le ha dedicado a la tonadillera en ocasiones anteriores, sobre todo, por esa pugna que mantiene por el hecho de que no les ceda a él y a su hermano Cayetano la parte del legado material que les dejó su padre, Paquirri.

Es una mujer que no tiene corazón alguno”

Precisamente es en ese momento, cuando la reportera le pregunta por el hecho de que Isabel le pudiera estar negando a Kiko algunos efectos personales de su padre, cuando Fran se manifiesta en términos más duros: “Yo sé quién es esa señora perfectamente, y sé el daño que nos ha hecho a dos niños pequeños. Porque cuando murió mi padre, yo tenía 10 años, y mi hermano Cayetano, 7″:

“Lleamos treinta y tantos años ya, y no nos ha querido dar nunca nada. O sea que no me extraña nada. Quien es capaz de hacer lo que nos ha hecho a nosotros, es capaz de hacer cualquier cosa. Es una mujer que no tiene corazón alguno. Y al final, pues mira, nos ha llegado la razón de todos lados”, y termina añadiendo que Kiko es consciente de esta situación desde el primer momento, así que no puede pillarle de sorpresa.

Fuente: Leer Artículo Completo