Las infidelidades que impidieron a Justin Bieber comprometerse antes

Estamos acostumbrados a hablar y a escuchar sobre las infidelidades que se cometen en el mundo ‘celebrity’. Lo que es menos habitual es que uno de los sujetos enmarcados en el grupo de los desleales, alce la voz para entonar el ‘mea culpa’ y admitir que se ha equivocado. Justin Bieber, lo ha hecho. Un gesto que demuestra que el matrimonio le sienta muy bien y que se está alejando de su imagen de chico malo de sus años postadolescencia.

Ha sido en una entrevista para Apple Music, con la locutora Zane Lowe, donde ha admitido que, si tardó más de la cuenta en comprometerse con Hailey Baldwin (la modelo que ha cambiado su apellido por el del cantante canadiense tras casarse con él), fue porque no estaba preparado para una relación monógama. De hecho, la definitiva, la que les llevó al alta, no fue la primera, sino la segunda oportunidad que le daban a su historia de amor.

A corazón abierto, Justin ha confesado: “A Hailey le dije antes de salir de gira en 2016, cuando ya estábamos pasando mucho tiempo juntos, que aún estaba sufriendo mucho y que tenía que solucionar ciertas cosas. Que no estaba listo para comprometerme con ella. No quería decirle una cosa y acabar haciendo justo lo contrario. Ya había hecho eso mismo en el pasado y fui honesto con ella. Le expliqué que no estaba listo para ser fiel, aunque quisiera serlo, porque aún no estaba en ese punto”.

No pensaba en nadie más que en mí”

Cuando dice que ya lo había hecho, se refiere a que le había puesto los cuernos a la propia Hailey, que tomó decisiones que también hicieron daño a un Bieber que se muestra muy comprensivo en la entrevista. “Como ella me quería, verme con otras personas le dolió mucho y, dicho eso, ella también hizo cosas que me dolieron. Y era demasiado dolor: yo le había hecho daño a ella, y ella a mí. Y al final dejamos de hablar antes de que yo saliera a la carretera. Estaba muy enfadado”, explica sobre esa etapa en la que sufrieron el uno por el otro.

Y metidos en la harina de la sinceridad, Justin confesaba que con Selena Gomez tampoco fue del todo leal. “Antes de todo eso, en mi relación anterior, desaparecía y hacía locuras y me comportaba como un salvaje. No pensaba en nadie más que en mí”, eran las palabras que hacen sospechar que esta fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de Selena, con la que Justin estuvo saliendo durante más de cinco años de manera intermitente.

Fuente: Leer Artículo Completo