La ingeniosa respuesta de Tania Llasera a la pregunta de dónde se ha operado los labios

Si hay algo que caracteriza a Tania Llasera, es que no se corta a la hora de exponerse públicamente tan cual es o de contestar a los usuarios de las redes sociales. Nos encontramos, de nuevo, ante el segundo de estos supuestos, porque la presentadora ha dado réplica a una pregunta sobre una presunta cirugía estética.

Llasera muestra un pantallazo de una conversación privada con una usuaria que le escribe: “Me encantan tus labios, parecen muy naturales. ¿En qué clínica te los pusiste? un besito, guapa, eres genial”. Tania responde: “En la del útero de mi madre”. Directa, clara y, seguramente, con la contundencia que se adquiere cuando una está harta.

View this post on Instagram

Es alarmante el nivel de superficialidad al que estamos llegando. No es la primera ni será la última vez que me lo preguntan y es verdad que aquí preguntan con mucha educación, así que no son las formas las que me molestan. Pero sí que me parece una pena que hoy en día se de por hecho que todas estamos operadas y retocadas. Todavía hay gente natural que defiende la belleza natural, yo por ejemplo. Os juro que jamas me he tocado ni la cara, ni el cuerpo, ni el alma. Me pidieron hace ya muchos años que me operase la nariz y me la pusiera recta, también que me pusiera pecho y me negué. Me negué porque creo que mia imperfecciones son justo lo que me define, lo que me hace bella, lo que me hace yo. Me flipan que mis facciones me recuerden a los míos. Y que conste aquí, que me parece genial que las personas se operen y se quiten o pongan lo que quieran. Pero por favor, respetad que yo no quiera tocarme y que quiera envejecer con cada arruga ganada a risas y cada michelín a golpe de manjar. #naturalidad #felicidad #unpoquitodesentidodelhumorporfavor

A post shared by ⚡️Tania Llasera⚡️ (@taniallasera) on

No contenta, Llasera hace una reflexión sobre la superficialidad a la que ha llegado el ser humano: “Es alarmante el nivel de superficialidad al que estamos llegando. No es la primera ni será la última vez que me lo preguntan y es verdad que aquí preguntan con mucha educación, así que no son las formas las que me molestan”.

Es alarmante el nivel de superficialidad al que estamos llegando”

“Pero sí que me parece una pena que hoy en día se dé por hecho que todas estamos operadas y retocadas. Todavía hay gente natural que defiende la belleza natural, yo por ejemplo”, prosigue, para zanjar de una vez por todas un tema que parece recurrente a la hora de dirigirse a ella.

“Os juro que jamas me he tocado ni la cara, ni el cuerpo, ni el alma. Me pidieron hace ya muchos años que me operase la nariz y me la pusiera recta, también que me pusiera pecho y me negué. Me negué porque creo que mía imperfecciones son justo lo que me define, lo que me hace bella, lo que me hace yo. Me flipan que mis facciones me recuerden a los míos”, se reafirma en lo a gusto que está consigo misma.

Y termina: “Y que conste aquí, que me parece genial que las personas se operen y se quiten o pongan lo que quieran. Pero por favor, respetad que yo no quiera tocarme y que quiera envejecer con cada arruga ganada a risas y cada michelín a golpe de manjar”.

Fuente: Leer Artículo Completo