La hija de Jennifer Lopez, protagonista inesperada de la Super Bowl 2020

La noche de la Super Bowl es, din duda, una de las más especiales y espectaculares de todo el año en el mundo del deporte. Sobre todo, porque más allá de conocerse al vencedor de la liga de fútbol americano en Estados Unidos, se monta un ‘show’ alrededor que ha ido creciendo, edición tras edición, de manera imparable.

Sabíamos que Shakira (que celebraba su 43 cumpleaños lejos de Gerard Piqué, cumpliendo con sus obligaciones, y también años, en el terreno de juego) y Jennifer Lopez se iban a convertir en las reinas de una noche en la que, como dijo esta última, tenían una oportunidad de oro para reivindicar a las artistas latinas.

Vaya si lo hicieron. Y, además, JLo aprovechó para demostrarnos que, por detrás, le vienen pisando los talones muy fuerte. La estrella de la música puso delante de los más de 100 millones de espectadores que siguieron, ‘in situ’ o a través de la televisión, ese Kansas City Chiefs contra los San Francisco 49ers a su hija.

Emme agarró el micrófono e hizo un debut apoteósico, cantando a dúo con su madre el mítico ‘Let’s Get Loud’, con tan solo 11 años. Su padre, Marc Anthony, seguí desde el público esa puesta de largo de la niña, que se convirtió en una estrella invitada capaz de compartir titulares con dos estrellas de la música a nivel mundial como lo son su madre y Shakira (que la acompañó tocando la batería).

Los mensajes que recibió en las redes sociales fueron alabando el talento que parece indicar que se perpetuará la saga. Pero, de entre todos, no podemos no rescatar el de su padre que, emocionado, escribía en Instagram: “Emme, papá está tan orgulloso de ti… Tú eres mi corazón y yo seré siempre tuyo”.


Fuente: Leer Artículo Completo