La gran lección de Paz Padilla sobre la muerte de su marido: "Si algo me ha dejado Antonio es el no tenerle miedo a la muerte"

Paz Padilla no ha querido esperar. Tras un mes y medio después de la muerte de su marido Antonio Juan Vidal de 53 años, la presentadora se ha sentado en el plató de ‘Sábado Deluxe’ en una entrevista de lo más emotiva en la que ha hablado sobre cómo se enteró de su enfermedad, cómo lo afrontaron, cómo se despidió de él y cómo ha sido su duelo.

La gaditana se ha mantenido fuerte y positiva durante toda al charla con Jorge Javier Vázquez pero no ha podido evitar las lágrimas al ver las imágenes de su boda. “Como me enamoré de mi Antonio no me volveré a enamorar de nadie“, ha confesado.

Hay que dejar paso a todas las emociones. Lloro, al igual que río, pero igual que viene, se va”.

La humorista ha querido comenzar desde el principio, cuando un médico de urgencias les dijo que Antonio tenía un tumor cerebral y que le quedaba muy poco tiempo de vida. “Lo acompañé a la quimioterapia y después me fui a hacer Got Talent. Esos días para mí fueron horribles. Yo quería protegerlo a él, a su hija y a su madre. Tengo una vida expuesta pero a él tenía que protegerlo. ¿Cómo? Pues sin saberlo nadie”, ha explicado sobre una de las mayores dudas que tenían sus compañeros.

Pero sin duda, el momento más emotivo ha sido el de cómo se despidió del amor de su vida justo en el momento en el que falleció. “Le puse la cabeza en el pecho y poco a poco se fue yendo. Murió en mis brazos. Y le dije: Te deseamos buen viaje. Te quiero, cariño. Y yo ahí sabía que ahí ya no estaba él”.

A pesar de todo Paz se encuentra positiva y afirma que no ha dejadode sonreír: “Yo no he dejado de sonreír, ha fallecido mi marido pero no se me han quitado las ganas de vivir, ni el humor, hay que dejar paso a todas las emociones. Lloro, al igual que río, pero igual que viene, se va”. Y nos ha dejado una de las lecciones más bonitos que se pueden aprender al perder a un ser querido: “Si algo me ha dejado Antonio es el no tenerle miedo a la muerte”.

Fuente: Leer Artículo Completo