La declaración de amor de Alberto Núñez Feijoo a Eva Cárdenas, más que la mujer invisible, una de las altas ejecutivas más deseadas de España

Ha sido la gran sorpresa de la nada emocionante noche electoral que le ha dado su tercera victoria a Alberto Núñez Feijóo, reelegido presidente de la Xunta de Galicia. Con la inevitable emoción y frente al gentío que celebrara el éxito en Santiago Compostela, mencionó a la mujer que la ha acompañado durante los últimos siete años con una sencilla frase que puede servir de declaración de amor: “Eva, que nunca aparece, pero que siempre está”.

No pudo estar más atinado: Eva Cárdenas, su pareja y madre de su único hijo (Alberto, de tres años), es la ausencia clamorosa en el perfil de Instagram del Presidente y, en general, en la vida política de este. Su perfil es más que bajo: la primera dama resulta prácticamente invisible. Apenas sí la vemos en actos oficiales en las que una acompañante es inexcusable. He ahí la paradoja: cuanto más insiste Eva Cárdenas en desdibujar su figura, más trascendental resulta.

View this post on Instagram

Galego coma min

A post shared by Alberto Núñez Feijóo (@feijoogal) on

Lo poco que sabe de la biografía de Eva Cárdenas sugiere una mujer interesantísima y valiente. Madre de una hija mayor de edad fruto de un matrimonio anterior, vivió una maternidad tardía (a los 52 años) para convertir a Alberto Núñez Feijóo (55 años entonces) en padre por primera vez. Alberto, de tres años, es la razón por la que Eva dejó su carrera como ejecutiva en Inditex, donde no ahorraron lamentos por su salida.

Logró convertir Zara Home en una de las joyas de la corona del imperio de Amancio Ortega. De hecho, Pablo Isla, presidente del grupo, manifestó en su momento que lamentaba su marcha, no sin felicitarla por los logros conseguidos gracias a su “dedicación y talento creativo, que que ha permitido colocar a Zara Home en un altísimo nivel de prestigio y expansión internacional, que garantiza hoy la continuidad del éxito del proyecto”.

No fue ese cierre de proyecto el final de la carrera profesional de Eva Cárdenas, que antes de triunfar en Inditex había pasado por la división de perfumes de L’Oréal. La silenciosa y discretísima primera dama gallega dirige hoy su propia agencia inmobiliaria, Niebla Azul, dedicada a la adquisición, promoción, rehabilitación, compraventa o arrendamiento no financiero de toda clase de inmuebles.

De hecho, esta sociedad participada por su hija Gabriela posee ya seis inmuebles, cuatro en A Coruña y dos en Oleiros. No es un sector nuevo para ella. Su familia materna, muy conocida en A Coruña, es propietaria de grandes extensiones de terreno. Su madre, Cristina Botas, es hija de Santiago Botas, popular farmacéutico. Su padre, Antón Cárdenas, fue durante muchos años director de personal de Caixa Galicia.

Fuente: Leer Artículo Completo