Kate Middleton y el príncipe William haciendo bagels es lo mejor que vamos a ver hoy

Cada vez que Kate Middleton y el Príncipe William hacen una visita a algún lugar de Londres, nos sorprenden a todos atreviéndose con todo lo que se les ponga por delante. Les hemos visto correr, jugar al fútbol y hasta cocinar, y parece que le han cogido el gustillo a esto último. Y es que en su última visita se han atrevido con la pastelería, en concreto con los bagels.

Los Duques de Cambridge acudían ayer a visitar la zona del Puente de Londres y Whitechapel para escuchar algunos de los desafíos a los que sus habitantes y negocios se habían enfrentado en los últimos seis meses, desde que se desató la pandemia del coronavirus, tal y como han contado en su cuenta de Instagram. Uno de los puntos en los que pararon fueron los negocios locales, en concreto, Beigel Bake, una tienda de bagels icónica de Brick Lane en el este de Londres.

Una vez allí, además de hablar con su propietario de la situación post-Covid que está viviendo el negocio, no han dudado en ponerse a cocinar bagels en cantidades industriales. Los han amasado, han hecho la forma de rosquilla con sus propias manos, los han colocado en la cinta de producción y hasta los han metido en la freidora. Lo cierto es que nunca nos hubiéramos imaginado a Kate y a William en esa guisa pero está claro que con ellos todo es posible. Y, por supuesto, lo han hecho con sus mascarillas puestas guardando las medidas de seguridad.

Este negocio de bagels se vio obligado a reducir su actividad y por tanto horario de apertura durante el confinamiento. Afortunadamente, han podido recuperarse del golpe de la pandemia y han vuelto a su actividad normal apoyando el negocio local, han contado los Duques bajo el vídeo.

En este sentido, en su visita, también hablaron con los clientes, el personal y los empleadores del Centro de Empleo de London Bridge sobre las dificultades que entraña ayudar a las personas a encontrar trabajo durante una pandemia. También con el Centro Musulmán de Londres, donde “los voluntarios han apoyado a los miembros de la comunidad ayudando a cocinar y a entregar comidas calientes y medicamentos a los más vulnerables, y han ido más allá al proporcionar llamadas amistosas a las personas aisladas, vulnerables y de edad avanzada y asesoramiento crítico, incluyendo el apoyo a las mujeres afectadas por la violencia doméstica”, han señalado.




Fuente: Leer Artículo Completo