Jordi Sánchez su dura experiencia con el coronavirus

  • Jordi Sánchez estuvo 24 días ingresado en la UCI.
  • Durante todos los días que pasó hospitalizado, sus amigos mostraron su apoyo a través de redes sociales con mensajes de cariño al actor.

    Tal y como adelantó DIEZ MINUTOS en EXCLUSIVA el actor Jordi Sánchez contrajo coronavirus a principios de este año. El actor catalán –Recio en la ficción– estuvo ingresado en la unidad de cuidados durante más de un mes tras haber dado positivo en esta enfermedad.Tras superar la enfermedad, el popular actor ha concedido una entrevista al programa El Suplement de Catalunya Ràdio. En esta entrevista, Jordi Rebellón ha confesado que fue lo peor de su batalla contra el COVID-19. Y sin duda, fueron los 24 días que estuvo en coma. El actor recuerda como terribles las alucinaciones que sufrió, que le hicieron creer que uno de sus hijos había muerto.

    Y aunque la recuperación una vez que despertó del coma fue rápida, los comienzos fueron muy duros para él. Jordi ha contado que cuando le despertaron después de 24 días intubado no podía caminar, ni escribir… Sin embargo, a los dos días ya volvió a poder escribir y caminó a los cuatro días.

    https://www.instagram.com/p/CMhKRCpnxos/

    A post shared by Jordi Sanchez (@jordisanchez_actor)

    El actor cree que pudo contraer el virus durante el rodaje de una película y es que, aunque se hagan pruebas constantemente, los intérpretes tienen que estar sin mascarilla y esto hace que tengan más posibilidades de infectarse. Jordi ha explicado también que aunque al principio tuvo síntomas muy leves, como si fuese un catarro sin apenas fiebre, las cosas empeoraron, tanto que derivó en una neumonía y terminó en coma.

    Durante los 24 días que estuvo en coma, pensó que su hijo estaba muerto. “Estaba muy triste y me sentía fatal. Hasta el tercer día no me atreví a preguntar si lo que había soñado era verdad. Luego me dijeron que no y me puse a llorar”, ha confesado Jordi Sánchez

    Recuerda esos días como los peores de su vida: “estaba tan drogado que pensaba que todo aquello era cierto. Las alucinaciones son más fuertes que los sueños. Me desperté súper triste y cuando me dijeron que no estaba muerto me puse a llorar”, ha explicado.

    Fuente: Leer Artículo Completo