Harry Brant fallece a los 24 años tras sufrir una sobredosis

Harry Brant, hijo de Stephanie Seymour, una de las modelos más icónicas de la década de los años 90 y del empresario Peter Brant, ha fallecido el pasado domingo. La triste noticia se conocía ayer, cuando su propia familia anunciaba a los medios que el joven habría tenido una sobredosis accidental de medicamentos recetados. Esta noticia llega después de haber luchado durante varios años contra la adicción a los mismos y después de que se pudiese saber que este año entraría en un centro de rehabilitación.

La familia ha querido emitir un comunicado sobre esta devastadora noticia: “Siempre estaremos entristecidos de que su vida haya sido truncada por esta devastadora enfermedad. Logró mucho en sus 24 años, pero nunca tendremos la oportunidad de ver cuánto más podría haber hecho Harry.

Harry solía aparecer siempre acompañado de su hermano, Peter Brant Jr. Ambos eran unos habituales en el front row de los desfiles de moda más destacados así como en las fiestas neoyorquinas más exclusivas. Ambos eran las nuevas caras de la generación Z más fresca de la élite neoyorquina. La relativa fama llegó especialmente en 2015, cuando ambos hermanos lanzaron una línea de cosmética unisex para MAC que no tardó en convertirse en un éxito de ventas.

Asimismo, a Harry Brant siempre se le ha conocido por romper los estereotipos y barreras de género, especialmente a través del maquillaje. Según el mismo apostataba, el maquillaje “Se trata de fantasía y de convertirte en alguien que no necesariamente serás todos los días, así que puedes escapar por una noche con esa nueva persona. Eso es lo que siempre hice “.

Harry era un habitual en la escena nocturna neoyorquina y en alguna ocasión su actitud rebelde había dado de qué hablar. La más sonada tuvo lugar en 2016, cuando fue arrestado tras negarse a pagar un taxi y posteriormente acusado de posesión de drogas.

Fuente: Leer Artículo Completo