Felipe VI preside el D\u00eda de las Fuerzas Armadas m\u00e1s at\u00edpico

  • El año pasado, los Reyes presidían el Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla.
  • Estaba previsto que el acto se celebrase este año en la ciudad de Huesca.
  • Tras guardar un minuto de silencio, el Rey ha mantenido una videoconferencia con las misiones permanentes y las operaciones del Ejército en el exterior.

    La crisis sanitaria actual ha impedido que el Día de las Fuerzas Armadas se celebre de manera tradicional. Los desfiles, los multitudinarios homenajes y el resto de actividades que iba a acoger la ciudad de Huesca este 2020, han tenido que ser canceladas. A primera hora de la mañana, el Rey ha acudido al Mando de Operaciones (MOPS) de la Base de Retamares, en Pozuelo de Alarcón, Madrid, para presidir el Día de las Fuerzas Armadas. En esta ocasión no ha contado con la presencia de doña Letizia, pero sí ha estado acompañado de la ministra de Defensa, Margarita Robles. En su discurso, ha asegurado: “Me siento muy orgulloso de la profunda identificación del pueblo español con sus Fuerzas Armadas que, en esta situación, las ha sentido como suyas y a su lado más que nunca”, declarando que “somos un gran país que encara siempre de frente las dificultades, por importantes o graves que sean, y las sabe vencer“.

    Ha reconocido la labor de las Fuerzas Armadas en sus palabras: “Desde el principio de esta crisis, los hombres y mujeres de los Ejércitos demostrasteis una vez más vuestra capacidad, preparación y disponibilidad”.

    El Monarca llegaba al Mando de Operaciones, de la base madrileña de Retamares, ataviado con el uniforme militar y protegido con una mascarilla. Tras guardar un minuto de silencio mantiene una videoconferencia con los militares españoles que se encuentran en misiones permanentes y sumidos en las operaciones del ejército en el exterior, además de la operación Balmis de lucha contra el coronavirus.

    En un momento dado de la charla, don Felipe ha querido saltarse el protocolo para preocuparse por uno de los militares, en concreto, y preguntarle por su familia, y es que ha sabido que viven la pandemia confinados en Estados Unidos, uno de los lugares donde la crisis es más fuerte.

    Fuente: Leer Artículo Completo