El pacto de no agresión de Kiko Jiménez y José Ortega Cano

Hace aproximadamente un año, la relación de Kiko Jiménez y Gloria Camila Ortega, llegaba a su fin. No lo hacía de manera amistosa, sino con acusaciones por parte de él de haberle sido infiel. Ella guardó silencio durante meses, mientras el de Linares, que no tardaba en caer rendido a los encantos de Sofía Suescun, se dedicaba a airear los trapos sucios de ese romance que había durado cuatro años en revistas y platós.

Una guerra que llegó a salpicar al mismísimo José Ortega Cano. Hasta que el que había sido su suegro, le paró los pies y le advirtió que interpondría una demanda después de unas declaraciones que Kiko realizó sobre la vida de este y que no le dejaban en muy buen lugar.

Al parecer, el requerimiento judicial jamás llegó a las manos de Jiménez. Así lo ha explicado en una entrevista, junto a Sofía, en la revista ‘Lecturas’. La misma en la que, además, saca a la luz que hubo una llamada de teléfono posterior a todos estos líos en los que, siempre por el bien de Gloria Camila, decidieron firmar de manera simbólica un pacto de no agresión y dejar atrás las rencillas y las guerras.

“No quiero guerra. Gloria Camila dijo que la nieve me afectaba mucho, cuando soy una persona súper sana”, comienza Kiko explicando qué es lo que le llevó a estallar y cómo está su situación en estos momentos con esa familia de la que fue parte: “Si nos mantenemos en ese pacto de no agresión que hicimos Ortega Cano y yo, la retiraré en el acto de conciliación”.

Sí, habla de un pacto que detalla poco después en esa conversación con el periodista: “Mandé un mensaje a Ortega Cano porque a través de terceros decía que me iba a demandar. Le dije: ‘Si vamos a empezar una guerra, avísame porque sémuchas cosas y si me vas a intimidar con una demanda no tengo ningún miedo. Es más, le mandé mi dirección completa porque la demanda no me llegaba“.

“Él no me contestó, pero habló con un amigo suyo y de su abogado, y él me llamó. Llegamos a un acuerdo, un pacto de no agresión“, termina su explicación sin entrar en más detalles, ni siquiera recordando cómo, en su último enfrentamiento público, en ‘Sálvame’, Ortega Cano le llamó “sinvergüenza”.

Fuente: Leer Artículo Completo