El conmovedor mensaje de despedida de Paz Padilla a su madre en Instagram

Las complicaciones del postoperatorio tras una fractura de cadera, provocaban que ayer la madre de Paz Padilla, doña Lola, falleciera a los 91 años en el hospital gaditano en el que había permanecido ingresada desde esa caída que ha tenido el peor de los desenlaces. Han pasado poco más de 24 horas y la presentadora está rota de dolor.

Lo veíamos ayer en el tanatorio, donde familiares y amigos trataban de darle consuelo con más pena que gloria. Ahora, también en su cuenta de Instagram, donde ha compartido un texto lleno de ternura y desgarro a partes iguales y que ha acompañado con una foto en blanco y negro de su mano cogida a la de su madre. Sin duda, la mejor imagen para representar la unión que había entre ellas.

“Ella disfrazaba la vida, la carencia la disimulaba y hacía que las pequeñas cosas fueran importantes para cada uno de sus hijos. No se como lo hacía, pero todos nos creíamos que éramos su preferido; nos inculcó el humor como forma de vida. Tu despedida ha sido triste a la vez que bonita. Ayer volviste a ser el centro de la fiesta, donde todos los que estuvieron se habrían reído contigo, como tantas veces lo hicieron”, comienza Padilla.

“Tus ganas de vivir y tu fuerza la mantuviste hasta tu ultimo soplo; y decías: ‘Tiene guasa tener que irse’. Cuando todos tus pollitos estuvieron a tu alrededor, emprendiste tu viaje para reunirte con ‘el viejo'”, continuaba la presentadora de ‘Sálvame’, mezclando las palabras con cuidado.

“Seguro arriba la estarás liándola con tu amiga Juana la Chata en el banco del cerro Prim, donde atrapabais con vuestro sarcasmo y doble sentido a todos los que allí se atrevían a cruzar. Los cuchichines brindamos por Usía… Vete tranquila porque tu esencia, como solías decir ,la llevamos en los ‘gemene'”, termina Padilla ese texto que sirve de homenaje póstumo al que siempre fue el pilar fundamental sobre el que edificó su vida.

View this post on Instagram

Ella disfrazaba la vida, la carencia la disimulaba y hacía que las pequeñas cosas fueran importantes para cada uno de sus hijos. No se como lo hacía, pero todos nos creíamos que éramos su preferido; nos inculcó el humor como forma de vida. Tu despedida ha sido triste a la vez que bonita. Ayer volviste a ser el centro de la fiesta, donde todos los que estuvieron se habrían reído contigo, como tantas veces lo hicieron. Tus ganas de vivir y tu fuerza la mantuviste hasta tu ultimo soplo; y decías: -Tiene guasa tener que irse!!!! Cuando todos tus pollitos estuvieron a tu alrededor, emprendiste tu viaje para reunirte con “el viejo”. Seguro arriba la estarás liándola con tu amiga Juana la Chata en el banco del cerro Prim, donde atrapabais con vuestro sarcasmo y doble sentido a todos los que allí se atrevían a cruzar. Los cuchichines brindamos por Usía… Vete tranquila porque tu esencia, como solías decir ,la llevamos en los “gemene”

A post shared by Paz Padilla (@paz_padilla) on


Fuente: Leer Artículo Completo