Dabiz Muñoz habla sobre el incendio de su restaurante: "Estábamos asustados y sobrepasados"

Este fin de semana va a ser imborrable en la mente de Dabiz Muñoz y Cristina Pedroche, pero en esta ocasión, no porque hayan hecho un viaje de ensueño o hayan tenido un éxito profesional. No. La cocina de DiverXO, el famosos restaurante de él, ardía en llamas y le dejaba un susto en el cuerpo que, ahora, parece haber pasado.

El cocinero se ha dirigido a sus ‘followers’ en Instagram para relatar los momentos de tensión vividos con un accidente que, desde varios medios aseguran que, fue Leticia Sabater quien dio la voz de alarma del mismo. Porque Dabiz tenía mucho que agradecer tras los momentos de tensión vividos.

“Quiero agradecer a los Bomberos, sanitarios, Policía municipal y Policía nacional que nos asistieron a mi equipo y a mí. No pudieron ser, además de muy profesionales, más cariñosos, amables y empáticos. Fueron empáticos con una situación en la que nos sentíamos asustados y sobrepasados por las circunstancias. Conviene recordar el maravillosos trabajo que hace esta gente porque entre todos tenemos que apoyarles y cuidarles”, comienza en esos vídeos en sus ‘stories’.

En momentos así ayudan mucho vuestras palabras”

Quiero aprovechar para agradecer a todo el mundo los mensajes de apoyo y cariño que me estáis mandando, me siento agradecido y abrumado por todo vuestro apoyo, tanto de compañeros de la industria de la gastronomía como de gente ajena. En momentos así ayudan mucho vuestras palabras”, continuaba el ‘chef’, que estuvo muy pendiente de que los comensales que se encontraban dentro en el momento del incendio, recibieran el mejor de los tratos. Y que se pasó toda la noche, una vez los bomberos le dijeron que era zona segura, limpiando los desperfectos.

Muñoz daba este discurso mientras volvía de hacer ‘running’, la actividad en la que se había refugiado para traquilizarse: “No hay mejor medicina para el coco que salir a correr. Hoy he salido con pocas ganas pero sabía que me iba a sentir mucho mejor. Me han dado ganas de pararme en el kilómetro 1, en el 2, en el 3, en el 4… y así sucesivamente. Pero no me he parado, he llegado hasta el diez. La verdad es que ahora me siento un poco más animado que cuando me desperté por la mañana. Las cosas después de hacer deporte siempre se ven un poquito mejor”.

Fuente: Leer Artículo Completo