Carmen Lomana estrena la temporada de bikini en la playa

Carmen Lomana ha tenido que viajar a la Costa del Sol por una urgencia. La ‘socialité’ se ha visto obligada a visitar su casa de Marbella porque unas filtraciones en el tejado de la vivienda estaban inundando su propiedad y nadie, además de ella misma, tenía llaves para acceder a su casa. “He estado sin venir muchos meses y las lluvias que entraban por la tejas estaban dañando el interior. Fue un viaje de urgencia. Al morir mi empleada de Covid, que era la que tenía las llaves de casa, pues no había nadie que pudiera venir y solucionarlo”, aclaró Carmen a ‘El Español, indignada con quienes afirmaban que se había saltado el confinamiento porque ella ha pasado todo el estado de alarma en Madrid.

Carmen aprovechó un descanso en las tareas de rehabilitación de su casa en Marbella para visitar una de las playas de la localidad malagueña. Lomana, estupenda con un bikini rojo, se dio un chapuzón y tomó el sol, siempre muy pendiente de su teléfono móvil por si debía volver a su propiedad.

En Marbella, por una urgencia

Carmen Lomana viajó desde Madrid, donde ha pasado la cuarentena por coronavirus, a Marbella por unas inundaciones en su propiedad. Tras la muerte de su empleada por COVID-19, nadie más tenía las llaves de su casa y tuvo que viajar a la Costa del Sol gracias a los permisos necesarios.

La ‘socialité’ aprovechó su estancia en la Costa del Sol para relajarse en la playa y olvidarse de los problemas.

Estupenda con un bikini rojo

Durante su ratito de desconexión, Carmen lució un bikini de color rojo que le sentaba de maravilla y se recogió la melena rubia en un moño informal.

Un refrescante chapuzón

A pesar de que, oficialmente, todavía no estamos en verano, la ‘socialité’ se atrevió a darse un refrescante baño.

Un baño relajante

Seguro que, en la orilla del mar, Carmen olvidó los problemas que le han causado las inundaciones en su magnífica casa de Marbella.

Preocupada por su casa

Carmen no entiende la polémica que su viaje ha generado porque lo tenía todo en regla. “Si he venido y la Policía me ha dejado pasar en Atocha, será porque tengo en regla ¿no? Hasta hablé con el ministerio del Interior para venir”, aseguró.

Estupenda por delante y por detrás

Carmen Lomana, que triunfa con su tercer libro ‘Cuestión de actitud’ que salió el 25 de febrero y que todavía no ha podido presentar por culpa del COVID-19, está estupenda en bikini.

Siempre pendiente del móvil

Aunque se escapó a la playa para relajarse, Carmen ha querido aclarar que volverá a Madrid cuando se solucione el problema en su casa. “Yo no he venido de vacaciones, vendré mas adelante. Quiero apostillar que vine porque esta necesitad imperante”, comentó.

Siempre con protección

Carmen no quiso arriesgarse a quemarse con el sol y se puso una buena cantidad de crema con protección solar.

Fuente: Leer Artículo Completo