Beyoncé emprende una batalla legal para evitar que una empresa utilice el nombre de Blue Ivy, a quien ha definido como “icono cultural”

Las batallas legales de las celebrities por nombres, patentes o polémicas en torno a marcas que utilizan su imagen como reclamo es una constante. Hace poco Ariana Grande demandaba a Forever 21 por utilizar su imagen a través de una modelo similar a ella en una campaña publicitaria, un poco más atrás Kylie Jenner intentó obtener los derechos sobre el nombre de ‘Kylie’ pero Kylie Minogue entró en juego haciendo que finalmente no lo lograse.

Saben que sus nombres los definen, que son marcas per se y por supuesto, un gran reclamo publicitario. Cuando encima entran menores en juego, este tema se vuelve más espinoso. Esto es precisamente lo que ha sucedido con el nombre de la hija de Beyoncé, la pequeña Blue Ivy. Según ha informado The Blast, Beyoncé habría demandado a una empresa de planificación de bodas por utilizar el nombre de la pequeña.

En la demanda Beyoncé argumenta que la pequeña Blue Ivy Carter es un “icono cultural” y que la empresa de wedding planning capitaneada por Wendy Morales se estaría lucrando de la popularidad de la pequeña y haciendo creer a los clientes que este pequeño negocio está relacionado de alguna manera con la hija que mantiene con Jay Z. Según ha podido saberse, Beyoncé llevaría siete años luchando para que la empresa dé marcha atrás y cambie su nombre. Por su parte, la empresa argumenta que cuentan con el nombre de Blue Ivy desde cuatro años antes de que la pequeña naciera.

Según apuntas varias fuentes, Morales habría propuesto una colaboración a los cantantes para comprar tanto su empresa como los derechos del nombre Blue Ivy. También hay un par de detalles más en el caso como que, según se sabe, la acusada acostumbra a imitar el estilo de la diva del pop o que se realizó una venta especial el día del cumpleaños de la pequeña Blue, algo que parece apuntar que la utilización del nombre no es casual y que el proceso legal podría acabar demostrando lo que reclama Beyoncé desde hace años.

Fuente: Leer Artículo Completo