Así es como el coronavirus les ha arruinado el negocio del famoseo a celebrities e influencers (sí, por eso acaban en Onlyfans)

Hasta que llegó el coronavirus, era raro, rarísimo, que un famoso hablara de su situación económica. Solo la podíamos intuir a través de sus vacaciones o las fotos de su casa, por ejemplo. La crisis de 2007 abrió la primera grieta en este muro de silencio sobre las economías de las celebrities. Intérpretes como Luis Tosar o Marián Álvarez, con un Goya y una Concha de Plata por “La herida”, han confesado que la industria no está para mucha celebración y los proyectos brillan muchas veces por su ausencia. Sin embargo, los famosos por ser famosos, los habituales de las revistas y los programas rosas de la tele, no habían dado señales de alarma hasta ahora. Muchos se han quedado sin dinero. Y todo por la pandemia.

View this post on Instagram

🦕

A post shared by Laura Matamoros (@_lmflores) on

Aunque la mayoría de los famosos lo son por su oficio, ya sea relacionado con la televisión, el cine, la música o la publicidad, existe un nutrido grupo de ‘celebrities’ que ingresan gracias a actividades aún más informales: los bolos en discotecas, las fiestas organizadas por las marcas, eventos publicitarios, alfombras rojas de pago… Para todos ellos, la irrupción de la covid-19 ha significado la más absoluta ruina: el confinamiento y las restricciones al ocio nocturno han bloqueado totalmente su capacidad para ingresar. No son los únicos: incluso celebrities con medios de vida han confesado vivir tiempos de vacas flacas e incertidumbre laboral. Y han tenido que buscar alternativas.

Uno de los casos más llamativos de precariedad económica es el de Kiko Rivera, el hijo DJ de Isabel Pantoja, concursante de ‘realities’ y habitual de los programas del corazón. Su gestión del patrimonio que pudo reunir en la época de bonanza fue tan desastrosa, que ha terminado recurriendo a la ayuda del Estado para pagar sus facturas: 700 euros. Otra famosa de segunda generación, Laura Matamoros, ha confesado dificultades económicas debido a la pandemia: sus viajes y colaboraciones con firmas que nutren sus redes sociales de fotos espectaculares se vieron paralizadas con el confinamiento y solo se han recuperado relativamente durante el verano.

La verdad es que ni músicos ni actores ni DJ’s famosos han dado la luz de alarma sobre su situación económica, seguramente porque muchos están tirando del colchón de ahorros que los que trabajan en profesiones poco estables preparan para contingencias como esta. Profesionales de tanto éxito como la presentadora de Mediaset Toñi Moreno han confesado tener un plan b, por si las cadenas de televisión dejan de confiar en ella: se ha formado como ‘coach’. En otros casos, puede que la discreción impida reconocer una situación desesperada. Mari Cielo Pajares se quedó sin rodajes debido a la covid y no lo dudó: para pagar su alquiler y el de su madre, se abrió un perfil de OnlyFans, una red social que distribuye contenidos de pago.

No es la única famosa que ha tenido que abrirse un perfil en esta red para ganar dinero en tiempos de pandemia. Otro famoso de segunda generación, Jacobo Ostos, también comparte fotos previo pago. En ambos casos se trata de un material fotográfico erótico que no llega a ser pornográfico (aunque Ostos podría vender también vídeos con escenas de acción sexual). En otros casos, las famosas llegan a distribuir fotografías muy explícitas y hasta micropelículas porno a sus fans.

View this post on Instagram

Cuando me aburro me pongo a buscar fondos chulos y me hago fotos con posturitas. Cuando era chica, hacía lo mismo, pero mirándome al espejo y me imaginaba que miraba con caras sexys a los chicos que me gustaban (hablo en masculino porque hasta ser mayor de edad no admitía que me gustaban las chicas). El caso es que me podía tirar una hora en el espejo haciendo caritas y oye, después daban resultado jajajja era la reina del ligoteo, ya de Tronista lo demostré. Decidme que [email protected] sois iguales y que no soy tan rara jajajaja. ¿Y alguna vez alguien os ha pillado haciendo caritas y os habéis quedado [email protected] de vergüenza? A mí me ha pasado mucho. Un día, estaba mirándome en uno de los cristales de atrás de un coche, (el cristal era ahumado) y me puse a peinarme y a poner caras y morritos, el dueño que estaba dentro, me bajó la ventanilla y no recuerdo ni que me dijo porque de la vergüenza ni lo escuché jajajaja fue una situación muy patética.🥵😂

A post shared by PATRICIA STEISY (@patriciasteisyofficial) on

Sea como fuere, son muchos los que exprimen su popularidad y el morbo de sus fans para hacer caja, sobre todo, famosos por ser famosos en Telecinco: Alberto Santana (tronista), Lola Ortiz, Patricia Steisy, Daniela Blume… La lista podría ser aún más larga. Algunas usuarias de esta red social han advertido que personas muy famosas utilizan nombres falsos o venden sus contenidos en perfiles a nombre de terceras personas. Las usuarias más populares pueden llevar a facturar de 10.000 a 15.000 euros mensuales.

Fuente: Leer Artículo Completo