Arianna Aragón, azafata de ‘El precio justo”: “Yo soy una persona que no pido ayuda, ni a mi tío ni a Carlos”

Arianna Aragón sólo tiene 22 años y demuestra que la interpretación se puede llevar en la sangre. La joven ya apunta maneras cuando la vemos cada tarde en el concurso ‘El precio justo’, que emite Telecinco. Ella es una de las azafatas y tiene una química especial con Carlos Sobera, con el que vive desde los cinco años, cuando su madre y el presentador empezaron su relación. Es hija de Rody Aragón y sobrina de Emilio Aragón, por eso dice que se crió viendo a los Payasos de la Tele, aunque fue más tarde cuando descubrió que su abuelo era el mismísimo Fofó.

¿Nerviosa en el debut en ‘El precio justo’?
Hombre pues algo sí, porque era la primera vez que me ponía delante de las cámaras y me impresiona verme. El día que debuté yo estaba viendo el programa con Carlos y mi madre y lo estaba pasando fatal. De todas formas, me he sorprendido para bien porque me lo imaginaba mucho peor.

¿Eres de las que te encuentras fallos?
Todo el rato. Son más físicos que otra cosa porque soy muy insegura. Hay otra cosa que no me gusta, que es escucharme porque me oigo como un pitufo. Pero me voy acostumbrando.

¿Es Carlos Sobera quien te anima a presentarte al casting?
Sí, y yo encantada porque quiero ser actriz. Esto me viene muy bien a nivel de experiencia. Pero yo no me imaginaba que me iban a coger.

¿De verdad?
Sí porque había mucha gente que se presentaba.

https://www.instagram.com/p/CO0Nqn2h4v9/

A post shared by Arianna Aragón (@arianna_aragon)

¿Ser hijastra de Carlos no te ha ayudado?
No lo sé. Yo llegué con mucha incertidumbre porque no es el típico casting para un papel.

¿La gente te reconoce por la calle?
De momento, no. Pero te diré que he hecho un trabajito para afrontar las críticas, porque me lo tomo todo muy personal. Como te decía, yo quiero ser actriz y en este programa soy azafata y me permiten hacer lo que yo quiero. Estoy aprendiendo mucho, sobre todo a nivel técnico.

“Llevo con Carlos Sobera desde los cinco años”

Tener a Carlos cerca debe ayudarte.
Por supuesto. Ten en cuenta que llevo con él desde los cinco años. Recuerdo que el primer día de grabación íbamos juntos en el coche, y yo estaba muy nerviosa y tenía miedo hasta de romper algo porque soy muy torpe, y me dijo que no tuviera miedo. La verdad es que estar en una escuela de Arte Dramático me ha ayudado mucho en el punto de que haya mucha gente observándote.

Si mañana te saliera un papel en una serie, ¿dejarías el concurso?
Sería un sueño, pero lo intentaría compaginar. No les dejaría colgados ni de broma porque me han dado la oportunidad y más estando trabajando con familia.

Tú eres ejemplo de que la interpretación se lleva en la sangre.
Yo creo que no y te lo digo por mi inseguridad. Yo llegué a la escuela para romper todas mis barreras. Tienes que formarte.

Pero tú empezaste la carrera de Derecho como tu madre y luego te decantaste por la interpretación, como tus ‘dos padres’.
Sí, pero yo quiero acabar Derecho porque me queda muy poquito. Pero no lo termino por obligación. Lo hago porque nunca se sabe lo que sucederá el día de mañana.

¿Recuerdas tu vida en el circo?
Nunca viví en el circo, pero sí lo he visto y es una vida muy dura. ¿Sabes que yo de pequeña veía a los Payasos de la Tele y no sabía que Fofó era mi abuelo?

¿Y qué pasó cuando lo descubriste?
Era una niña y me impresionó. Yo a mi abuelo no le conocí, porque falleció cuando mi padre tenía 17 años.

“A las que más veo son a las hijas de Fofito”

¿Y qué pasó cuando ya sabes que tu familia ha hecho historia no sólo en España sino también en América?
Me impresionó saber que mi abuelo tenía estatuas en muchos lugares del mundo. Me siento orgullosa. La historia de la familia Aragón es impresionante. Es una saga de payasos y yo creo que hasta mi hermano pequeño, Alfonso, puede continuarla.

¿Tienes relación con la familia Aragón?
Sí, tenemos relación aunque no nos veamos mucho porque es una familia muy grande. A las que más veo son a las hijas de Fofito.

¿A tu tío Emilio Aragón, dueño de Globomedia, no le has pedido ayuda?
Yo soy una persona que no pido ayuda, ni a mi tío ni a Carlos. Yo quiero formarme.

https://www.instagram.com/p/CNaU79AhA0S/

A post shared by Arianna Aragón (@arianna_aragon)

Tus padres están separados, pero se llevan muy bien.
Sí, somos como ‘Modern family’. Yo vivo con mi madre y Carlos, pero es que mi padre vive al lado, y él tiene dos hijos más.

Carlos, aunque sea muy televisivo, también es un actor de teatro.
Ahora con su función voy muchos días al teatro para empaparme. Cada vez que voy descubro cosas diferentes. Me encantaría hacer teatro.

¿Carlos todavía no te ha ofrecido nada?
De momento, no. Además, ya no sería mi padrastro, sería mi jefe. (Risas)

¿Es duro estudiar en la Escuela de Cristina Rota?
Estoy en primero. Cuando empecé creía que no iba a poder porque se juega mucho con las emociones. Pero ya me he adaptado cuando he entendido el método. Ellos te abren un mundo inmenso de emociones y tú coges lo que quieres.

“Me encantaría trabajar en México o Hollywood”

Acabas de empezar tu carrera, ¿ya te pones metas?
Sueño a lo grande, pero soy realista. Me encantaría trabajar en México o Hollywood.

Decías que tienes mucha inseguridad por tu físico.
Yo no me considero guapa. Y me considero insegura en otros aspectos, porque al principio puedo resultar fría o tímida.

¿Eres romántica?
Sí, y muy dramática aunque con autocontrol. Pero me han roto pocas veces el corazón. Sólo he tenido dos novios.

Carlos está presentando ‘Supervivientes’, ¿irías al reality?
¡No! No me veo para nada. Me parece una buena experiencia, pero a mí me tendrían que tirar del helicóptero sedada. (Risas) No me veo en ningún reality.

Estilismo: Isabel Dorado. Maquillaje y peluquería: Esmeralda Sánchez y Miriam Martínez para Alegría Make Up. Agradecimientos: Restaurante Cinco Jotas Jorge Juan. Calle de Puigcerdá, s/n. Telf.: 915 75 41 25. www.cincojotas.es. Y Distrito 41. @distrito41madrid

Fuente: Leer Artículo Completo