Alejandro Sanz y Raquel Perera llegan a un acuerdo de divorcio (sin necesidad de juicio)

Ha pasado un año largo desde que la revista ‘Hoy Corazón’ advirtiera que las cosas entre Alejandro Sanz y Raquel Pererano marchaban bien. Un par de semanas más tarde, incluso, la misma publicación ofrecía las primeras imágenes del cantante con su nuevo amor, Rachel Valdés. Y no debemos olvidar que, hace unos meses, conocíamos que mantenían posturas enfrentadas y beligerantes en ese proceso de divorcio que debía disolver su matrimonio de manera oficial.

Pues bien, las cosas han cambiado. La expareja ha decidido dejar las diferencias aparcadas y llegar a un acuerdo de divorcio amistoso que les va a evitar lo que siempre es un mal trago: verse las caras en un juicio en el que dirimir los términos en los que se dará esa separación de facto.

Los detalles de ese punto y final en términos amistosos se pueden leer en una imagen colgada por ella, en sus ‘stories’ de Instagram. Una especie de comunicado que, si bien en un principio estaba previsto se distribuyera a través de la agencia EFE, ha visto la luz de esta otra manera, con los ‘followers’ de ella como primeros testigos de la buena nueva.

“Doña Mercedes Hernández Claverie (abogada de Don Alejandro Sánchez Pizarro, conocido artísticamente como Alejandro Sanz) y Don Alfredo Gómez Mendizábal (abogado de Doña Raquel Perera Navalón), en representación de sus respectivos clientes, manifiestan que han alcanzado un acuerdo de divorcio totalmente satisfactorio para las partes y solicitan respeto para su intimidad”, son las líneas que se pueden leer en la red social de ella.

Más allá de que se haya encontrado ese punto de equilibrio que permita evitar acabar en los juzgados, la expareja habría encontrado también una solución al tema de la custodia de los dos hijos que tienen en común. Esta no es otra que el hecho de que ella se trasladará con los niños a España, donde él reside ahora mismo, para estar cerca de ellos. Será el propio Alejandro el que compre una vivienda para que Perera pueda vivir con los niños.

Atrás quedan las demandas que se habían interpuesto meses atrás (la primera, por el cantante, y respondida por ella con otra desde Miami, donde pretendía que se llevara a cabo el proceso). Todas quedan anuladas después de que haya reinado la cordura y el entendimiento por el bien de Alma y Dylan que, como todos los hijos de padres que inician un trámite de estas características, son siempre los máximos damnificados.

Fuente: Leer Artículo Completo